16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Salud ahorra un millón de euros con un genérico para el VIH

Busca establecer acuerdos con las farmaceúticas para reducir el coste de los arntirretrovirales

Miércoles, 02 de marzo de 2011, a las 18:28

Redacción. Vitoria
El coordinador del Plan del Sida de Osakidetza, Daniel Zulaika, ha anunciado en la Comisión de Sanidad que para que el tratamiento de estos enfermos siga siendo "sostenible" económicamente se ha introducido un nuevo fármaco genérico que permitirá ahorrar un millón de euros este año.

Daniel Zulaika.

Zulaika que ha comparecido ante la comisión correspondiente del Parlamento Vasco, a petición del PNV, para dar detalles de la actividad del área que coordina.

Ha explicado que el pasado año 4.700 enfermos de Sida recibieron en el País vasco tratamientos con antirretrovirales, con un coste por persona y año de 8.000 euros. En caso de detectarse resistencias, el presupuesto por paciente se puede incluso multiplicar por cuatro.

Así, el gasto total el pasado año fue de 38 millones de euros, el 20 por ciento del total en farmacia de Osakidetza, lo que supone que uno de cada cien euros del presupuesto total de Sanidad se destina a este capítulo.

“Hay que tener en cuenta que el virus debe tratarse de por vida. Nunca logramos vencerlo. En el momento en que dejamos de tomar antirretrovirales el virus vuelve a atacarnos, por lo que el coste sanitario que se establece es de por vida”, lo que acrecienta el problema, ha explicado Zulaika.

Las previsiones y la experiencia apuntan a que cada año este gasto puede incrementarse entre un ocho y un veinte por ciento por el aumento de los enfermos, según Zulaika, lo que implica que "si crece cada año" a los ritmos actuales "el sistema dejaría de ser sostenible".

En este sentido, ha señalado que Osakidetza está estudiando con los profesionales de esta área medidas para lograr que el gasto se reduzca sin mermar la calidad de los tratamientos, entre las que se encuentra el cambio del medicamento de marca por el genérico de la lamigudina, pastilla que los enfermos toman bien por separado o en combo .

Además, Zulaika ha explicado que una farmacéutica ha acordado con Osakidetza venderle el combo en el que se incluye la lamigudina de marca a precio de genérico.

Nuevas posibilidades

Estas dos medidas supondrán un ahorro de un millón de euros, un dos por ciento menos con respecto al presupuesto gastado el pasado año en este capítulo y un ahorro considerable de gastos que “pueden emplearse para atender mejor a otros enfermos”, ha dicho Zulaika.

Por ello, Osakidetza está estudiando la posibilidad de trocear otros dos combos para dar los tratamientos con varias pastillas genéricas, en lugar de una de marca. Afectaría a 2.400 pacientes y supondría un ahorro del 6,4 por ciento, pero Zulaika ha precisado que, por el momento, está sin efecto y "en suspenso".

Una comisión de Osakidetza seguirá estudiando posibles alternativas que con la misma eficacia reduzcan los costes y mantendrá negociaciones con los laboratorios farmacéuticos.

Este ajuste es preciso porque cada año 200 personas se incorporan a los tratamientos. Por procedencia, Zulaika ha indicado que el 40 por ciento de éstos el pasado año eran inmigrantes, mientras que otro 40 por ciento eran homosexuales, un colectivo que , ha dicho, está experimentado un repunte de la enfermedad “ porque está abandonando el sexo seguro”, ha dicho.