Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:50

Orden de busca y captura contra una falsa odontóloga

El Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia ejerce como acusación particular

Lunes, 13 de octubre de 2014, a las 14:11
Redacción. Valencia
El juzgado de instrucción número 4 de Valencia ha emitido una orden de busca y captura contra una falsa odontóloga que atendía pacientes en una clínica situada en un bajo comercial del barrio valenciano de Patraix, en la calle General Barroso, según ha informado este lunes el Colegio de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia (ICOEV). Esta entidad descubrió este presunto delito de intrusismo profesional y lo puso en conocimiento del juzgado.

Enrique Llobell.

El Icoev denunció que esta mujer, de origen latinoamericano y propietaria del citado centro dental, se presentaba como odontóloga y trataba pacientes a pesar de carecer del correspondiente título habilitador en España. Tras comunicar este caso de intrusismo ante el juzgado se llevó a cabo la correspondiente actuación de la Policía Nacional, que acudió a al centro médico en busca de evidencias. Pocos días después de la intervención policial, la clínica fue cerrada sin dar explicación alguna a pacientes afectados, ha destacado el Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos.

Asimismo, ha destacado que no se descarta que la falsa profesional  haya abandonado España y que actualmente esté en un país sudamericano. El juzgado de instrucción número 4 de Valencia decidió la pasada semana emitir el auto de búsqueda y detención contra esta mujer después de sucesivas incomparecencias en el juzgado para dilucidar las investigaciones. El colegio, que ejerce la acusación particular en este caso, ha instado a los pacientes que hayan podido ser tratados por la presunta intrusa "a denunciar la situación en el juzgado" y a "sumarse al proceso tanto por posible delito de intrusismo como por posible estafa en el que caso que hubiesen adelantado dinero".

La entidad colegial ha resaltado la necesidad de que los ciudadanos corroboren que el profesional que presta la atención dental que requieren es un dentista colegiado porque "si no es así, dicha atención implica un serio riesgo para la salud del paciente", además de ser "ilegal". El Colegio Oficial de Odontólogos y Estomatólogos de Valencia ha indicado que en los últimos años ha denunciado y ha llevado a la judicatura "un relevante número de casos de intrusismo profesional, dado que suponen un evidente riesgo para la salud de la ciudadanía". Igualmente, ha apuntado que también se han realizado "diversas campañas de divulgación para alertar y concienciar a los valencianos sobre este creciente problema".