Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Once sociedades científicas presentan un consenso sobre herpes zóster

El progresivo envejecimiento de la sociedad prevé una mayor incidencia de complicaciones asociadas

Lunes, 27 de enero de 2014, a las 13:57

Marcos Domínguez / Imagen: Miguel Ángel Escobar. Madrid
El herpes zóster se produce cuando el virus de la varicela zóster (VVZ) permanece en el cuerpo de aquella persona que ha pasado la enfermedad y se reactiva en la etapa adulta, provocando cefalea, cansancio y una zona dolorosa en la piel, que suele durar de 2 a 4 semanas. Pero, también, consecuencias más graves como la neuralgia post-herpética, provocando un dolor, si se vuelve crónico, “comparable a la fibromialgia”, en palabras de Pedro Javier Cañones, secretario general de la Sociedad Española de Médicos Generales y de Familia (SEMG). “Es un dolor que interfiere el sueño, la realización de actividades diarias y acaba afectando al ánimo”.

De izquierda a derecha: Pedro Javier Cañones, secretario general de la SEMG; Ramón Cisterna, jefe del Servicio de Microbiología Clínica y Control de la Infección del Hospital Basurto en Vizcaya y coordinador del documento, y José Luis Cañada, coordinador del grupo de trabajo de Enfermedades Infecciosas y Vacunación de Semergen.

Cañones ha hablado de esta patología durante la presentación de un documento de consenso sobre herpes zóster y neuralgia post-herpética elaborado por once sociedades científicas. En él se expone que la edad es el principal factor de riesgo de esta enfermedad, pues “se duplica la posibilidad de tener herpes zóster a partir de los 50”, ha explicado José Luis Cañada, coordinador del grupo de trabajo de Enfermedades Infecciosas y Vacunación de la Sociedad Española de Médicos de Atención Primaria (Semergen). Pacientes inmunodeprimidos también forman parte de la población de riesgo.

En el documento también se prevé que en los próximos años aumente el número de patologías asociadas al VVZ debido al progresivo envejecimiento de la población. Se trata de un problema médico que hay que tener en cuenta ya que el 95 por ciento de los adultos europeos son portadores del virus. La varicela “es extraordinariamente contagiosa”, ha afirmado Cañada, sosteniendo que “una de cada cuatro personas padecerá herpes zóster a lo largo de su vida”. De estas, el 47,6 por ciento experimenta dolor al mes de la aparición de la erupción cutánea; el 14,5 por ciento, a los tres meses; el 9 por ciento a los seis meses, y el 5,9 por ciento al año de seguimiento.

José Luis Cañada explica el paso de la varicela al herpes zóster.

La vacuna, a punto de entrar en España

“Una vez pasadas las 72 horas de la aparición del herpes, los antivíricos dejan de poder frenar su crecimiento”, ha señalado Cañada, indicando que “el tratamiento del dolor solo es parcialmente eficaz”. Por eso en el documento de consenso cobra especial importancia la aparición de la primera vacuna para prevenir herpes zóster en adultos, que ya se administra en EE UU, Reino Unido y Suecia, entre otros países, y se prevé que llegue este año a España.

“La efectividad de la vacuna es del 50 por ciento para el herpes zóster”, ha indicado Pedro Javier Cañones, “y de más del 60 por ciento en las complicaciones”, como la neuralgia post-herpética. La vacunación previa (en edad infantil) contra la varicela no influye en la posterior deriva del herpes en el futuro. Con la perspectiva del progresivo envejecimiento de la sociedad y el previsible aumento de las patologías asociadas y la gravedad de las mismas, las sociedades científicas elaboradoras del consenso están “encantadas de que la vacuna haya llegado a nuestro país”, ha concluido Cañones.