Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 18:30

Oliván traslada al Consejo de Servicios Sociales las novedades de la Ley de Dependencia y Autoridad Pública

El consejero recoge la necesidad de establecer una especial protección a los profesionales

Lunes, 10 de septiembre de 2012, a las 15:03

Redacción. Zaragoza
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, ha asistido al Consejo Aragonés de Servicios Sociales para trasladar, por un lado, las novedades introducidas en la Ley de Dependencia tras la aprobación del Real Decreto Ley y por otro, el anteproyecto de ley de autoridad pública en el ámbito social.

Imagen del Consejo Aragonés de Servicios Sociales.

Al encuentro también ha acudido la directora de Bienestar Social y Dependencia, Cristina Gavín, el director Gerente del IASS, Francisco Peña, la directora del Instituto Aragonés de la Mujer, Pilar Argente, la directora de Calidad y Atención al Usuario, Lourdes Rubio y el director de Planificación y Aseguramiento, Antonio Villacampa.

Oliván ha afirmado que “el Gobierno de Aragón hace una apuesta en materia de dependencia por los servicios para cumplir con la finalidad de la ley, donde los servicios tienen un carácter prioritario sobre las prestaciones. Debemos apostar por los servicios porque estos dan una atención profesionalizada a los dependientes. Además la reducción de un 15 por ciento en las prestaciones en el cuidado del entorno familiar, motivado por la aplicación del Real Decreto Ley 20/2012, va a dar como resultado incorporar, en breve, un gran número de beneficiarios al sistema lo que dinamizará el tercer sector y creará empleo".
Oliván también ha hecho alusión al anteproyecto de ley de Autoridad Pública en el ámbito social que recoge la necesidad de establecer una especial protección a los profesionales del sistema público en esta área. Ha explicado que esta ley tiene como objetivo reforzar la autoridad de los profesionales en su toma de decisiones y establecer el respeto mutuo como norma inviolable en las relaciones de los profesionales con los destinatarios de sus decisiones. La ley busca la protección de los profesionales del sistema público para así conseguir una total libertad en el ejercicio de sus funciones, sin estar sometidos a ningún tipo de amenaza ni menosprecio por parte de los ciudadanos.

Ha recordado que en el ámbito social están incluidos en esta ley los directores y subdirectores de los centros de servicios sociales, de los centros dependientes del Instituto Aragonés de Servicios Sociales, psicólogos pedagogos, trabajadores sociales y educadores sociales.