10 dic 2018 | Actualizado: 19:10
jue 19 enero 2012. 21.35H

Ricardo Oliván, consejero de Sanidad; y Juan Urdániz, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sociosanitarios de CCOO en Aragón.

Cristina Mouriño.
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia, Ricardo Oliván, se ha comprometido a instar públicamente a la patronal de la sanidad privada a que alcance un acuerdo con los sindicatos sobre el convenio colectivo, que según denuncian CCOO y UGT mantiene bloqueado sin aportar ningún argumento de peso que justifique su actitud. “En esta reunión, ha señalado Juan Urdániz, secretario general de la Federación de Sanidad y Sectores Sanitarios de CCOO Aragón, a Redacción Médica, “hemos querido trasladar al consejero el malestar de los trabajadores del sector, porque la excusa que planteó la patronal para romper las negociaciones fue la incertidumbre con respecto a la concertación”.

Urdániz ha asegurado que “el consejero nos ha confirmado que hay un plan de choque para la gestión de la lista de espera y, por tanto, ya no hay excusa que valga para no firmar un convenio respetando lo pactado”. Asimismo, desde la Consejería han reconocido que mantienen una deuda con la patronal, pero que en la reunión que mantuvieron previamente con sus representantes les trasladaron su compromiso de pago y ellos lo comprendieron. “Por lo tanto, señala Urdániz, no entendemos que, si la Consejería les ha lanzado un “guante” para mantener la concertación, la patronal no negocie el convenio”.

Sindicatos y patronal tienen previsto reunirse el próximo día 25 para tratar de conciliar posturas y llegar a un acuerdo. De no alcanzarse, CCOO y UGT mantienen la convocatoria de huelga general en el sector para el día 27, e incluso podría acabar en una huelga indefinida de la sanidad privada aragonesa si no se retoman las negociaciones del convenio en los próximos días.