20 nov 2018 | Actualizado: 16:40

Oliván: “La única fórmula para que Alcañiz tenga hospital es la colaboración público-privada”

Considera una prioridad su puesta en marcha, y asegura que los trabajadores pertenecerán al Salud

Jueves, 12 de abril de 2012, a las 13:59

Redacción. Zaragoza
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, ha reiterado este jueves ante el pleno de las Cortes autonómicas que el nuevo Hospital de Alcañiz (Teruel) se construirá mediante la colaboración público-privada, pero la asistencia será pública y "las personas que se van a dedicar al servicio sanitario van a seguir perteneciendo al Servicio Aragonés de Salud (Salud)".

El consejero Ricardo Oliván comparece ante el Pleno de las Cortes.

En su comparecencia ante el hemiciclo del Parlamento aragonés, ha remarcado que "la única diferencia" con la situación actual "es que el edificio se va a financiar de una manera colaborativa entre sector público y privado y que una parte de los servicios no asistenciales que se prestan en el hospital serán realizados por la empresa privada, como mantenimiento, limpieza, cocina y seguridad".

Al respecto, ha precisado que esto último "se hace habitualmente en Aragón y el resto de España". El consejero ha comparecido ante el pleno a petición del grupo parlamentario del Partido Socialista (PSOE) para explicar el modelo de colaboración público-privada que quiere implantar en el Hospital de Alcañiz.

El responsable de la sanidad aragonesa se ha referido a los plazos y ha comentado que "está en fase de tramitación la expropiación de terrenos, tanto para el hospital como para el viario", por parte del Ayuntamiento de Alcañiz "mediante un procedimiento de tasación conjunta" y "una vez que el Ayuntamiento sea el propietario del terreno se procederá a la construcción", ha dicho.

El consejero ha argumentado que su "prioridad" es que "Alcañiz tenga hospital" y "hoy por hoy la única posibilidad es con la fórmula que vamos a poner en práctica", en un momento de crisis económica y de carencia de recursos públicos, para "garantizar servicios de calidad a los ciudadanos del Bajo Aragón".
En esta línea, ha preguntado a los grupos parlamentarios si no están de acuerdo en la "urgencia" de este hospital, en que no habrá en los próximos años recursos públicos para financiarlos y en si a los pacientes, "que serán atendidos por personal púbico con servicios públicos, les va a preocupar cómo se ha financiado el hospital o incluso su titularidad".

Complemento

Ricardo Oliván ha mencionado como ventajas para la colaboración público-privada en este tipo de actuaciones "transferir el riesgo al sector privado", "cumplir el requisito sobre el cómputo de deuda pública" si está bien diseñada la fórmula de colaboración y un ahorro directo del 20 por ciento respecto a si se hubiera hecho con recursos exclusivamente públicos, ha precisado. Además, la Administración puede dedicar esos recursos a otros fines, permite poner en marcha las infraestructuras "más rápidamente" y planificar inversiones a largo plazo.

También ha opinado que había que respetar el trabajo que está haciendo la sanidad pública "que es un complemento a la labor de la sanidad pública" y que llega "ahí donde no llegamos" desde la Administración.

Desconcierto

El diputado del PSOE, Eduardo Alonso, ha querido conocer el modelo de colaboración público-privada por el que tiene previsto optar el Gobierno de Aragón respecto a la construcción del Hospital de Alcañiz, respecto al que "tienen desconcertados a los aragoneses y en particular a los cercanos a las inversiones de Teruel". Asimismo, ha reclamado al consejero que "piense bien" esta actuación porque puede suponer un "posible deterioro de la sanidad pública por esa privatización" y ha alertado de la "posible incompatibilidad de generalizar" la privatización de hospitales y centros sanitarios con "la obligación de los servidores públicos de mantener la sanidad como servicio público".

La diputada de Chunta Aragonesista (CHA), Nieves Ibeas, ha pedido al consejero que "empiece a hablar con claridad ya" para preguntarle si "habla de colaboración público-privada o de concesión de obra pública" y ha cuestionado "qué problema hay para que esto no se pueda mantenerse desde la vía pública" y si "ningún centro aragonés se va a construir a cargo de fondos públicos" para concluir que "plantean una privatización clarísima de la sanidad".

La diputada de Izquierda Unida (IU), Patricia Luquin, ha considerado que el Hospital de Alcañiz "es una de las primeras pruebas de que ustedes apuestan por la privatización", que han realizado desde hace varios años en las Comunidades autónomas donde gobiernan "y que ha fracasado" porque "cuestan miles de millones de euros a las arcas públicas", para remarcar que "la salud no es un negocio, es un derecho".

Eficacia y eficiencia

El diputado del Partido Aragonés (PAR), Manuel Blasco, se ha referido al acuerdo de gobernabilidad PP-PAR, que señala que "se ha de asegurar la prestación de todos los servicios públicos esenciales" con la "máxima calidad e igualdad en todo el territorio" y con las fórmulas de gestión "adecuadas" para conseguir "más eficacia y eficiencia" y "creemos en la suma de lo público y lo privado como factor de dinamización y como recurso ante la falta de financiación".

La diputada del Partido Popular (PP), Carmen Susín, ha indicado que la colaboración público-privada "no es ni mala ni buena, depende de cómo funcione" y ha agregado que en el nuevo Hospital del Alcañiz se mantendrá "la atención sanitaria con carácter público, gratuita y universal", un hospital "que ya debía estar inaugurado y en funcionamiento" según los compromisos del anterior Gobierno socialista.