Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:20
Jueves, 06 de octubre de 2011, a las 16:42

Leire Sopuerta Biota.
El consejero de Sanidad de Aragón, Ricardo Oliván, ha anunciado hoy que su departamento trabaja en una norma para que médicos y profesionales sanitarios sean considerados autoridad pública. Además, ha asegurado que convocará cada dos años oposiciones en el ámbito de la sanidad, alternando un año el concurso de traslados y otro la celebración de oposiciones.

El consejero Ricardo Oliván.

Oliván ha hecho estos anuncios en el Pleno de las Cortes, en respuesta a una interpelación parlamentaria de la portavoz de Chunta Aragonesista (CHA), Nieves Ibeas, sobre la política de personal del Gobierno autonómico .

Oliván ha explicado su intención de "procurar la cobertura con carácter fijo de todas las plazas, especialmente en las especialidades con escasez de profesionales", y "reducir la interinidad" mediante "una deseable periodicidad de las convocatorias", en las que se "consoliden los criterios de selección". También ha asegurado que se están realizando mapas para "un adecuado dimensionamiento de las plantillas" y favorecerán la movilidad interna.

Otra de las medidas en las que trabaja la Consejería es en la reducción de las peonadas. “No las vamos a suprimir, como ha hecho Navarra”, ha aclarado. Oliván ha explicado que se “limitarán a lo estrictamente necesario” y, para ello, se realizarán pactos entre cada servicio y la dirección del hospital con el fin de reducir las listas de espera.

Otra de las áreas de actuación será la reducción del absentismo laboral, que está cerca del cinco por ciento -una media de 18 días por trabajador y año, según datos de 2010-. En este sentido, ha destacado las “diferencias” según los sectores, lo que se debe, a su juicio, a “diferentes modelos de gestión del personal” y “muchas veces, a una mala gestión, algo que vamos a atajar”.

También pretende “introducir mecanismos de incentivación que sean eficaces para hacer atractivos determinados puestos”, para lo que elaborará un Catálogo de Puestos de Difícil Cobertura, que incluya cuestiones económicas, carrera profesional y concurso de traslados. También elaborará un programa de calidad integral en los centros asistenciales, para “mejorar la gestión, la satisfacción del paciente y mejorar la satisfacción de los trabajadores”.