14 nov 2018 | Actualizado: 17:00

Oliván cree que “falta voluntad en las dos partes” para solucionar la huelga de limpieza de centros sanitarios

El consejero ha advertido de que “si va a más y afecta a cuestiones de salud pública habría que actuar con otras medidas”

Martes, 04 de junio de 2013, a las 16:06

Redacción. Zaragoza
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno de Aragón, Ricardo Oliván, ha considerado que "falta voluntad" de la patronal y los trabajadores para alcanzar una solución a la huelga de empleados de limpieza de centros sanitarios de la comunidad autónoma.

Oliván.

Estas trabajadores continúan en huelga tras quince jornadas para reivindicar una convenio colectivo "justo" y el Ejecutivo aragonés está "cada día un poquito más preocupado" por esta situación, ya que "tenemos datos más que suficientes" para saber que "hay espacios de consenso entre ambas partes" para lograr un acuerdo, pero "quizá falta voluntad".

En su opinión, "hay posiciones más enfrentadas en la escenificación que en la realidad, pero hay puntos de aproximación suficientes y además muy claros", por lo que "aparentemente no tendría que haber problemas en llegar a un acuerdo" rápidamente, ha apreciado.

Respecto a la incidencia de la huelga, Oliván ha advertido de que "si va a más y afecta a cuestiones de salud pública habría que actuar con otras medidas" en el caso de zonas "sensibles" de centros como el Hospital Miguel Servet de la capital aragonesa. En este punto, el consejero ha asegurado que los servicios mínimos fijados "no todos los días se han cumplido y es necesario que se cumplan", a lo que ha agregado que "tenemos constancia de que las empresas han contratado gente para poder cumplir los mínimos, que es su obligación", pero no para suplir a las trabajadoras que están secundando la huelga.

Ricardo Oliván ha realizado estas declaraciones en rueda de prensa tras firmar un convenio con el presidente de la Diputación Provincial de Zaragoza, Luis María Beamonte, y el alcalde de Sádaba, Miguel Ángel Pérez, para financiar las obras de ampliación y mejora del Psiquiátrico de Sádaba.