Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 15:35

Oliván asegura que habrá “un crédito extraordinario” para garantizar la Dependencia

“La reducción de gastos, ha insistido, no afectará a la calidad de la prestación”

Lunes, 12 de septiembre de 2011, a las 23:32

Ricardo Oliván.

Redacción. Zaragoza
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia del Gobierno aragonés, Ricardo Oliván, ha asegurado en Aragón Radio que su departamento tiene que afrontar un déficit de 28 millones de euros este año para financiar la Ley de la Dependencia. Pero ha garantizado que habrá dinero. “Si no hubiera un crédito extraordinario, que lo va a haber, tendríamos que haber dejado de pagar la Dependencia. Eso no va a ocurrir”, ha dicho. El Gobierno, ha añadido, hará “un esfuerzo” para que no haya problemas.

Como hiciera en su primera comparecencia ante las Cortes de Aragón, Oliván ha señalado que su consejería tiene este año un déficit global de 456 millones de euros, derivado de la limitada financiación, de una gestión mejorable y de la falta de previsión de dotaciones en algunos apartados.

“Será necesario, ha reiterado, un notable ajuste”. Pero la reducción de gastos, ha insistido, no afectará “a la calidad de la prestación”. En ese sentido, Oliván ha sido rotundo: “Con el mismo gasto, incluso con un ajuste del gasto que no afecte a las prestaciones, es posible mantener los mismos servicios”.
En esa línea, ha comentado que tanto los profesionales como los usuarios del sistema sanitario y del social deben hacer “un uso adecuado” para que sea “sostenible”. No hay que “abusar” y hay que concienciarse ante medidas como el uso de medicamentos genéricos.

Su intención pasa también por aprovechar al máximo los recursos humanos reorganizándolos. El consejero ha puesto un ejemplo: si el personal se organiza mejor podrán disminuirse las listas de espera y se reducirá la necesidad de concertar servicios con centros privados.

Oliván ha indicado que si bien el nuevo hospital de Teruel lleva buen ritmo, los plazos del de Alcañiz estarán supeditados a las disponibilidades presupuestarias. Y ha resaltado que la falta de especialistas que quieran trabajar en Jaca condiciona mucho el funcionamiento de ese hospital.

Por último, ha indicado que van a solventarse los últimos problemas para implantar la receta electrónica, que primero se probará con un modelo simulado y luego, con un programa piloto antes de extenderse a todo Aragón.