16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Oliván aboga por reformar la sanidad incentivando a los profesionales

El consejero aragonés ha hablado del desarrollo de la futura ley de autoridad pública del personal sanitario

Martes, 05 de noviembre de 2013, a las 22:26

Redacción. Madrid
El consejero de Sanidad, Bienestar Social y Familia de Aragón, Ricardo Oliván, ha afirmado que “es necesaria una reforma integral de la sanidad”. Asimismo, ha subrayado que "debemos plantearnos seriamente si nuestro sistema sanitario debe financiarse de otro modo porque el margen de ahorro ya es escaso”. Oliván ha realizado estas declaraciones durante un nueva conferencia del Ciclo sobre La Calidad del Sistema Nacional de Salud (SNS), organizado conjuntamente por el Grupo Previsión Sanitaria Nacional (PSN) y la Fundación Ad Qualitatem, celebrado este martes en el palacete de los Duques de Pastrana.

El consejero de Sanidad de Aragón, Ricardo Oliván, acompañado por el presidente de PNS, Miguel Carrero; y el presidente de la Fundación Ad Qualitatem, Alfredo Milazzo.

El consejero aragonés ha explicitado las principales medidas puestas en marcha por su Departamento para la mejora de la eficiencia en la gestión del sistema sanitario autonómico, según sus palabras “un diagnóstico participativo” en el que también han jugado un importante papel colegios profesionales y sindicatos.

Para el consejero aragonés, las medidas que son necesarias adoptar para garantizar la sostenibilidad del SNS pasan por: la incorporación de la gestión a todos los ámbitos de la sanidad “desde el celador al jefe de servicio”, la incorporación de la cultura de innovación que permita la mejora de la gestión y la atención al paciente, la reducción de la brecha entre las nuevas tecnologías, la capacidad profesional para gestionarlas y las estructuras sanitarias y, como base fundamental, los elementos de incentivación y reconocimiento de los profesionales.

De otro lado, Oliván ha anunciado otras medidas que está desarrollando su Consejería, entre las que ha destacado el desarrollo de la ley de autoridad pública del personal sanitario, que reconoce la prevalencia de su capacidad técnico-científica ante los pacientes y el desarrollo de la figura del emérito para poder retener el talento de los profesionales más válidos tras su jubilación, entre otras. Finalmente, el consejero ha subrayado la importancia del Pacto entre Ministerio y representantes de médicos y enfermeros pero ha solicitado su traslado homogéneo a las comunidades autónomas de cara a su desarrollo efectivo.

Por su parte, Miguel Carrero, presidente de PSN, ha reiterado el compromiso de la Mutua con los colectivos profesionales universitarios y con el fomento de la calidad en el ámbito sanitario. De igual modo, se ha hecho eco de la preocupación social por la crisis del Sistema Nacional de Salud y ha planteado que es tiempo para reflexionar acerca de la necesidad de revisar el modelo. Dicha revisión, ha afirmado, debe ser encarada por los consejeros de sanidad y los máximos representantes sanitarios, que son los protagonistas de este ciclo promovido por la Mutua.

El presidente de la Fundación Ad Qualitatem, Alfredo Milazzo, ha recordado su “compromiso con la calidad y la eficiencia” y ha destacado que su objetivo es conseguir ser la referencia en calidad sanitaria.

El acto ha contado con una amplia representación de la sanidad aragonesa, entre ellos un importante número de gerentes hospitalarios y presidentes de colegios profesionales sanitarios de la autonomía.