Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Viernes a las 15:00

Nuevo impulso a la formación de los sanitarios para prevenir la violencia de género

Se dedicará especial atención a la asistencia que se presta en los servicios de urgencia

Jueves, 17 de julio de 2014, a las 15:51
Redacción. Sevilla
Las consejerías de Igualdad, Salud y Políticas Sociales y de Justicia e Interior han reforzado su colaboración con la Fiscalía Superior de Andalucía para avanzar en la lucha contra la violencia de género y profundizar en las líneas de cooperación abiertas entre la Junta y el Ministerio Público en esta materia.

Sánchez Rubio, De Llera y García Calderón, tras la firma del convenio.

En este sentido, los titulares de ambas consejerías, María José Sánchez Rubio y Emilio de Llera, respectivamente, y el Fiscal Superior de Andalucía, Jesús García Calderón, han firmado este jueves sendos convenios que reafirman su compromiso y esfuerzo conjunto en la lucha contra la violencia de género, que ha costado la vida en lo que va de año a 29 mujeres en España, 6 de ellas en Andalucía.

El convenio con Salud tiene por objetivo mejorar la actuación de los profesionales sanitarios cuando se encuentren ante presuntos casos de violencia de género, con especial atención a la asistencia que se presta en los servicios de urgencia.

Dicha formación se articula a través de la denominada Red Formma (integrada por profesionales docentes distribuidos por las ocho provincias) que, desde su creación en 2009 ha sensibilizado a casi 14.000 profesionales del ámbito sanitario público en la comunidad autónoma.

Asimismo, Sánchez Rubio ha destacado la importancia de la atención a las víctimas de violencia de género por parte de los profesionales de las Urgencias del Sistema Sanitario Público de Andalucía y ha apuntado que su departamento va a seguir trabajando para ofrecer la mejor atención posible, de manera que, cuando se detecte un presunto caso de violencia de género, se tomen las medidas oportunas para facilitar que las víctimas puedan expresarse y para que se habiliten lugares adecuados donde atenderlas, de manera que se preserve su intimidad en todo momento.

A juicio de la consejera, “debemos estar alerta porque, bajo la excusa de la crisis, se han producido retrocesos de los derechos de las mujeres”. Frente a ello, ha manifestado que “Andalucía está marcando la diferencia, haciendo de la igualdad su principal insignia”.

En este sentido, Sánchez Rubio ha detallado que se ha reforzado la Red de Atención Psicológica a las víctimas de violencia de género, con el programa para adolescentes y con la atención psicológica a hijos e hijas de víctimas en las zonas rurales. Asimismo, más de 2.500 mujeres y 842 menores han recibido atención psicológica y más de 2.000 personas están protegidas en los centros de acogida.