Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 14:40
Lunes, 03 de marzo de 2014, a las 13:11
Redacción. Madrid
El consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, ha visitado este lunes la nueva Unidad de Reanimación post anestésica de alta complejidad del hospital de la Princesa, una apuesta de la comunidad de Madrid por reforzar los servicios de este centro sanitario de la red pública. La nueva REA  acaba de ser reforzada con mejoras en confort para los pacientes, tecnología y funcionalidad, gracias a una inversión total de 542.000 euros. Con 20 camas, atiende tanto las necesidades de recuperación postanestésica, como las complicaciones que puedan presentar los 6.200 pacientes intervenidos quirúrgicamente que pasan cada año por la misma.

El consejero de Sanidad, Javier Rodríguez, atiende a las explicaciones de los profesionales.


La nueva REA depende del Servicio de Anestesiología y comprende un espacio de 529 metros cuadrados situado en la planta 7ª del centro con luz natural, para mejorar grado de confort visual de los pacientes ingresados. Una de las grandes ventajas de la reforma es que hasta la ejecución de la misma, la Unidad estaba repartida en tres plantas diferentes. A partir de la obra, toda el Área de Reanimación se concentra en una sola planta, comunicada con el Área de quirófanos, facilitando el trabajo para los profesionales.

De la totalidad de las camas, tres se han configurado como boxes para pacientes críticos en régimen de aislamiento, siete para cuidados intermedios, es decir aquellos que requieren observación o intervención más frecuente, y las otras diez para el resto de pacientes intervenidos, que en todos los casos permanecen un mínimo de tres horas en la unidad.

Las camas de cuidados intermedios disponen del equipamiento necesario para convertirse en camas para pacientes en situación crítica. Los boxes de pacientes críticos son habitaciones individuales, que favorecen la privacidad. Están aisladas acústicamente y también frente a posibles infecciones.

La estrenada unidad, está dotada de los recursos tecnológicos avanzados, entro los que destacan respiradores versátiles, técnicas para llevar a cabo hemofiltración, ventilación no invasiva y ecógrafo propio. La unidad cuenta con un sistema de información clínica electrónica que permite disponer de los datos médicos del paciente en cualquier punto de la misma. También tiene una red wifi que facilita la utilización de dispositivos móviles para la recogida de información del paciente a pie de cama.

En cuanto a la organización, se vertebra sobre un equipo humano multidisciplinar y altamente cualificado en los aspectos más novedosos de todos aquellos que tienen que ver con la fase previa a la intervención, la intervención en sí misma y el postoperatorio inmediato.