Servirá para detectar tejidos y células con defectos de calidad o de origen ilegal



01 feb 2013. 13.36H
SE LEE EN 1 minuto

Javier Leo. Madrid
La Comisión Europea ha puesto en marcha una nueva plataforma que permitirá reforzar la seguridad de los pacientes europeos que requieran de un trasplante o de tratamientos médicos en los que se incluyan órganos, tejidos o células humanas, como médulas óseas, corneas, piel, óvulos o esperma.

Tonio Borg, comisario europeo de Salud y Consumo.

A partir de este viernes, las autoridades sanitarias de los países europeos podrán utilizar el Sistema de Alerta Rápida para Tejidos y Células (RATC) en caso de indicio o confirmación de incumplimiento de estándares de calidad y seguridad, origen fraudulento o ilegal. La alerta se transmitirá de forma instantánea a todos los países de la Unión Europea (UE) y afectará a cualquier tejido o célula sospechoso que cruce alguna de las fronteras de la UE. El intercambio inmediato de información facilitará la prevención y control de incidentes en los trasplantes internacionales que requieran el paso de órganos y tejidos por varias fronteras.

El RATC  se utilizará de forma paralela a las redes de vigilancia sanitaria nacionales de los 27, que seguirán encargándose del control y la seguridad de las donaciones dentro de sus fronteras. Más de 130.000 unidades de órganos y tejidos son donados cada año en Europa, donde se realizan alrededor de 60.000 trasplantes anuales.


Aunque pueda contener afirmaciones, datos o apuntes procedentes de instituciones o profesionales sanitarios, la información contenida en Redacción Médica está editada y elaborada por periodistas. Recomendamos al lector que cualquier duda relacionada con la salud sea consultada con un profesional del ámbito sanitario.