Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Lunes a las 14:40

Noeno defiende el recorte al mantenerse el empleo y las prestaciones

El portavoz del PP, Ricardo Canals, dice que “no es verdad que se consolide el gasto social, sino todo lo contrario”

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Luisa Noeno.

Redacción. Zaragoza
La consejera de Salud y Consumo del Gobierno de Aragón, Luisa María Noeno, ha defendido el recorte de unos 58 millones de euros del Presupuesto de su Departamento para 2011, que se situará en un total de 1.852 millones de euros. Noeno ha dicho que se mantendrán el empleo y las prestaciones a los ciudadanos pese al "temporal" económico.

"También a mí me gustaría disponer de más crédito", ha reconocido Luisa Noeno, quien ha destacado que el recorte presupuestario se debe a la reducción de salarios acordada por el Gobierno de España el pasado mes de mayo y convertida en Ley por las Cortes de Aragón el pasado mes de junio.

Luisa María Noeno ha comparecido ante la Comisión de Economía y Presupuestos de las Cortes de Aragón para dar cuenta de su Presupuesto, que representa el 34,93 por ciento del conjunto. La inversión supera los 32 millones de euros en total.

Salud y Consumo mantiene unos 18.000 puestos de trabajo cualificados y "de calidad", así como otros empleos indirectos, los correspondientes a las contratas de limpieza y otros servicios externalizados. Los gastos de personal se sitúan en 1.013 millones de euros, lo que representa el 54,7 por ciento del Presupuesto total del Departamento.

El Departamento, que siempre tiene "un Plan B", pretende realizar una gestión "sostenible y de gestión del gasto", siempre manteniendo el nivel de las prestaciones, ha dicho la consejera, quien ha señalado que su gestión se asienta en los criterios de "austeridad, eficacia y eficiencia", así como "competitividad".

Se tratará de garantizar "la suficiencia, la calidad y la equidad" en la prestación de los servicios sanitarios, ha señalado Noeno, quien ha lamentado que el conjunto de su Presupuesto descienda, pero ha recalcado que la sanidad es "el eje principal" de las políticas sociales del Gobierno aragonés.

Luisa Noeno ha resaltado el gasto farmacéutico, del que ha dicho que el año próximo pagar a las farmacias costará unos 400 millones de euros, aparte del coste de la farmacia hospitalaria, desde la cual se comenzará a abastecer a los usuarios de recetas médicas y alojados en residencias gestionadas por el Gobierno de Aragón.

Obras

La titular de Salud ha indicado que se mantienen todas las prestaciones, el catálogo de servicios, y ha comentado que todas las obras continúan en marcha, aun en fase de proyecto, como es el caso del futuro hospital de Alcañiz, cuyo proyecto constructivo se entregará a finales del primer trimestre de 2011 y se ha redactado antes de que el Departamento tenga los terrenos sobre el que se levantará, para acortar plazos, pese a lo cual el año próximo no comenzarán las obras.

Noeno ha proseguido afirmando que en las próximas semanas se habilitará un local en el Barrio Jesús de Zaragoza para dar respuesta a la demanda ciudadana en este ámbito.

También se contempla para el año próximo la conclusión de la ampliación y reforma del Hospital Provincial de Zaragoza; la licitación del nuevo Hospital de Teruel; la continuación de las obras del futuro centro de especialidades de la Avenida de Navarra, en Zaragoza; el centro de salud del barrio del Perpetuo Socorro de Huesca y los centros de La Almozara (Zaragoza), así como Villarroya de la Sierra. A la adquisición de tecnología se destinarán 6.600.000 euros.

El Consorcio Sanitario recibirá 22 millones de euros y el Instituto de Ciencias de la Salud tendrá 14,8 millones de euros. En la próxima primavera se terminará la construcción del Centro de Investigación Biomédica de Aragón. Además, el Plan de Sistemas de Información y Telemedicina dispondrá de 4.300.000 euros.

Grupos

El parlamentario del Partido Popular (PP), Ricardo Canals, ha dicho que "no es verdad que se consolide el gasto social, sino todo lo contrario: disminuye el gasto social" y ha añadido que el Presupuesto "es imposible de cumplir", porque será preciso gastar más en farmacia y gasto corriente. Reducir la inversión a lo previsto —24,2 millones para el SAS— significaría la "parálisis" del Departamento. "En este Departamento no sé si hace falta más dinero, hace falta más gestión", ha precisado Ricardo Canals.

La presidenta de Chunta Aragonesista (CHA), Nieves Ibeas, ha criticado que se recorte el Presupuesto del Departamento en 58 millones de euros. También ha lamentado que se mantenga el apoyo al Consorcio sanitario, basado en la denominada colaboración público-privada, y ha aludido al Servicio Aragonés de Salud (SAS), cuyo presupuesto "se queda corto", ya que aumentan los servicios, los equipamientos y el personal, pese a lo cual se recorta el presupuesto.

El socialista Antonio Piazuelo ha pronosticado que "ningún Gobierno va a poder cumplir lo prometido antes del inicio de la crisis económica". En su opinión, el Presupuesto autonómico "es extraordinario", aunque "no nos gusta a nadie", si bien ayuda a evitar que no se pierda "por ahora" el Estado del Bienestar.

Piazuelo ha recordado que otras comunidades autónomas ya han implantado el copago de medicamentos y "han puesto el centimito", en alusión al denominado ’céntimo sanitario’, que se carga sobre todas las operaciones de venta al por menor de combustible para financiar la sanidad pública.

El parlamentario del Partido Aragonés (PAR), Javier Callau, ha dicho que el Presupuesto "permite mantener los gastos más importantes" y continuar los proyectos. También ha comentado que es preciso "trabajar con austeridad y competitividad", con eficiencia, y ha opinado que está consolidada la "eficiencia asignativa de los recursos".