14 nov 2018 | Actualizado: 14:30

“Lo privado no es más eficiente”

Mantiene que “los sistemas sanitarios siempre han estado infrafinanciados, incluso en tiempos de vacas gordas”

Miércoles, 10 de julio de 2013, a las 14:59

Eduardo Ortega Socorro. Aranjuez (Madrid)
El 'enfrentamiento' entre herramientas de gestión sanitarias públicas y privadas ha sido uno de los protagonistas durante las sesiones del curso 'Presente y Futuro de la Sanidad',organizado en Aranjuez por el Instituto Roche y la Fundación Universidad Rey Juan Carlos, que se celebra esta semana. María Jesús Montero, consejera de Salud y Bienestar Social de Andalucía, tiene clara su posición: “No es verdad que lo privado sea más eficiente que lo público. Los datos demuestran lo contrario”, e indica que “cuanta más provisión privada tiene un sistema sanitario, más alto es el coste de la sanidad por habitante”.

Jaime del Barrio, Carmen Gallardo, María Jesús Montero y Luis Carlos Ramírez.

La titular andaluza lleva esta argumentación también hacia los niveles de “burocratización, donde también es mentira que el sistema público tenga más . Es más, en Estados Unidos los índices de burocratización son el doble de los españoles”. Asimismo, informa de que, según datos de la OCDE, los sistemas con mayor índice de gestión pública “son globalmente más económicos y permiten unos mejores resultados en salud”. Además, niega que “los ciudadanos españoles hagan mal uso de la sanidad pública. Los únicos servicios hiperfrecuentados son los de Atención Primaria, no los de Urgencias o los de Especialidades”.

Montero aborda esta cuestiones durante su intervención este miércoles en el citado curso, que se celebra en Aranjuez. Informa, además, de que su oposición al RDL 16/2012 está causada porque “significa la desmantelación del Sistema Nacional de Salud (SNS): se ataca la universalidad”, e indica que un copago, como el farmacéutico, “siempre va a significar una barrera en el acceso a las prestaciones”.

Infrafinanciación

La consejera de Salud y bienestar social reclama que “los sistemas sanitarios siempre han estado infrafinanciados, incluso en tiempos de vacas gordas”, con la diferencia, indica, de que en aquellos años “se podían pedir unos créditos que ahora no se conceden”. Por eso considera que la principal lucha debe ser que “el presupuesto sanitario se corresponda con el gasto que se hace, pero no más recorte en el mismo”.

Por otro lado, Montero reitera en destacar la importancia de la descentralización del SNS y que cada comunidad autónoma haya podido “innovar” en la gestión de forma adecuada a cada situación. Reconoce que, en este sentido, “Andalucía ha desarrollado un medida polémica, pero porque somos de un color político diferente”, como es la subasta de medicamentos de la región. Sobre ella, asegura que lo único que obtiene la región son “compensaciones de los laboratorios, no reducciones de los precios de los medicamentos” y no entiende las “batallas” que hay sobre esta medida con el Ejecutivo central.