Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 11:50
Miércoles, 04 de febrero de 2015, a las 15:58
Redacción. Valencia
El Hospital Nisa 9 de Octubre ha adquirido un ecobroncoscopio, una nueva técnica que combina la broncoscopia tradicional con la ecografía, que permite ver directamente la tráquea, los bronquios y sus ramificaciones, y obtener imágenes ecográficas de las estructuras que se encuentran en contacto con la pared bronquial, especialmente ganglios linfáticos mediastínicos, lo que permite mejorar el diagnostico de extensión del cáncer de pulmón.

Alejandro Gómez-Zurdo, director de Hospital Nisa 9 de Octubre.

“Es una técnica diagnóstica mínimamente invasiva, muy poco agresiva para el enfermo, que se realiza en régimen de hospital de día y bajo sedación, por lo que el paciente puede ser dado de alta a las pocas horas de realizada la exploración”, ha dicho José Vicente Greses, neumólogo del Departamento de Comunicación Hospitales Nisa.

En concreto, la ecobroncoscopia puede evitar la realización de técnicas quirúrgicas más costosas e invasivas como la mediastinoscopia, es decir, permite obtener información que antes solo se podía conseguir mediante una intervención quirúrgica, con anestesia general e ingreso hospitalario.

“Se puede visualizar y tomar muestras de las estructuras mediastínicas y zonas adyacentes a los bronquios, así como detectar lesiones pulmonares periféricas como los nódulos pulmonares solitarios”, ha señalado Greses.

Así, gracias a esta nueva tecnología es posible diagnosticar de forma rápida el cáncer de pulmón y determinar simultáneamente el estadío de la enfermedad, ya que se puede obtener de forma precisa una muestra por punción de los ganglios linfáticos hiliares y mediastínicos.