Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

“Ninguna autonomía se niega de forma clara a dar un tratamiento oncológico de primera línea”

Entre sus objetivos, destaca defender los cinco años de especialización y seguir siendo “el referente para el paciente y la Administración sanitaria”

Lunes, 28 de noviembre de 2011, a las 21:46

Redacción / Imagen: Diego S. Villasante. Madrid
El nuevo presidente de la Sociedad Española de Oncología Médica (SEOM), Juan Jesús Cruz, ha participado en uno de los Cafés de Redacción que organiza Sanitaria 2000, en el que ha mostrado sus principales objetivos durante su mandato. En el ámbito de la formación, se ha propuesto conseguir que la especialidad sea de cinco años, dos para rotaciones y tres para Oncología Médica. Además, ha anunciado la elaboración de un mapa para saber “de verdad, cuántos y qué tipo de oncólogos se necesitan”. En su opinión, para seguir siendo “el referente del enfermo con cáncer, serán necesarios muchísimos más oncólogos”.

Juan Jesús Cruz.

¿Cómo valora su primera etapa al frente de la Sociedad Española de Oncología Médica?
En las elecciones de la SEOM se elige al vicepresidente de los dos próximos años, que posteriormente ocupará la Presidencia. Por tanto, ya he estado dos años en la SEOM como vicepresidente, en el mandato de Emilio Alba, quien ha sido un magnífico presidente y tuvo la deferencia de integrarme a mí y a mi equipo en su Junta Directiva. Por tanto, no es una experiencia nueva, pero ahora sí tengo la impresión de ser el máximo responsable de la sociedad.

Ha trabajado con la anterior Junta Directiva, ¿su labor será continuista?
En estas sociedades, es imposible hacer grandes cosas con dos años de mandato. Lo fundamental es consolidar la labor del anterior presidente, y, quizás, poner las bases para que las personas que entren ahora, con la vicepresidenta Pilar Garrido al frente, puedan seguir lo que hemos iniciado. Las directivas debemos coordinarnos entre nosotras para hacer una labor continuista, en el mejor sentido. No se trata de hacer mandatos estanco, de dos en dos años, sino que debemos rematar muchas iniciativas de la anterior Presidencia, y tratar de comenzar otras ideas, que tendrán que terminar posteriormente.

¿Cómo ha evolucionado la especialidad en los últimos años? ¿Qué necesidades tienen los oncólogos que trabajan en España?
La evolución de la Sociedad de Oncología ha sido muy importante desde que en los años 80 se juntó prácticamente un grupo de amigos, hasta la actualidad, cuando somos 1.500 socios. Además, tenemos una repercusión social destacada. Cuando en España se habla de Oncología, la referencia es la SEOM, aunque también hay otras sociedades muy importantes. Somos el referente, sobre todo de cara al gran público, y esperamos seguir siéndolo también para las Administraciones. Cada vez que se habla de enfermos con cáncer, la Sociedad Española de Oncología Médica debe estar presente.

¿Cuáles son los principales objetivos durante su mandato?
Emilio Alba puso en marcha una serie de becas para que los médicos jóvenes que hayan terminado el MIR puedan ampliar su formación en el extranjero. Es una iniciativa que pensamos continuar, ya que consideramos que tiene una gran repercusión. Otro proyecto muy destacado ha sido la elaboración de guías de práctica clínica en Oncología. Se han hecho guías de prácticamente todos los tumores, pero nosotros tendremos que completar y actualizar dichos documentos. El anterior presidente también ofreció todo su apoyo a los grupos cooperativos nacionales y, en este sentido, estamos pendientes de un acuerdo con el Instituto de Salud Carlos III. Y otro proyecto que me parece muy trascendente es lograr que la especialidad de Oncología Médica sea reconocida en toda Europa con el máximo rango. Emilio Alba, junto con varios presidentes de otras asociaciones europeas, logró que el Consejo Europeo y España votaran a favor. Actualmente, Europa reconoce la especialidad, pero con cinco años. Mi labor será que en España también se reconozca la especialidad de cinco años.

Objetivos de Juan Jesús Cruz durante su mandato.

Troncalidad sí, pero con cinco años de especialidad.

Las sociedades científicas están pendientes del proyecto de troncalidad, que todavía no se ha aprobado. ¿Cómo afectará el nuevo mapa de la formación sanitaria a su especialidad?
Si tenemos una troncalidad de dos años más dos años, la especialidad de Oncología Médica se queda muy pequeña. Creemos que hacer solo dos años de nuestra especialidad sería ir hacia atrás, no conseguiríamos una formación adecuada. Hay que calcular que en esos 24 meses hay dos de vacaciones, libranzas de guardias, las rotaciones externas, etc. Al final, están 14 meses en el Servicio de Oncología, y eso no es posible. Si la especialidad es a cinco años, nos vendría muy bien, puesto que se homologa en Europa y consideramos que con la troncalidad de dos másteres, la formación sería suficiente. Si la troncalidad se queda en dos más dos años, Oncología Médica no puede ni debe apoyarlo. La ley es la ley, pero nosotros no participaríamos en la troncalidad.

¿Está previsto ese año adicional?
Sí. El Ministerio, a finales de septiembre, dijo que se iniciaran los trámites para el quinto año de Oncología Médica. De esta forma, nos daría igual con troncalidad que sin troncalidad, puesto que habría dos años de rotaciones y tres de la especialidad pura. Quedaría francamente bien. Si lo aprueban con un año menos, creemos que no sería posible formar a los especialistas.

¿Es la única objeción que le ponen al Decreto de Troncalidad?
Es un decreto complejo. La primera intención fue muy buena, basada en que todos los profesionales tuvieran una formación global. Otro objetivo que considero muy bonito era que los futuros especialistas tuvieran dos años en su troncalidad, para que supieran qué les podía gustar, más o menos, para que se pudieran familiarizar con las distintas especialidades, y después pudieran escoger. El problema es que el nuevo decreto se ha modificado, de forma que el médico desde el principio escoge ya la especialidad.

En cuanto al número de especialistas que ejercen en España, ¿la sociedad considera que es adecuado o faltan plazas de formación?
Uno de mis objetivos durante los dos años de Presidencia es que podamos hacer un mapa para saber de verdad cuántos y qué tipo de oncólogos necesitamos. Me gustaría definir qué tipo de Oncología vamos a hacer, si será por unidades funcionales, por servicios de Oncología, etc. Depende de hacia dónde vayamos, y depende de las competencias que sigamos teniendo los oncólogos médicos, vamos a tener más o menos necesidad. Si seguimos siendo el referente del enfermo con cáncer, vamos a necesitar muchísimos más oncólogos. Si nos difuminamos como especialidad, que yo espero que no ocurra, necesitaríamos más profesionales superespecializados. Personalmente, opino que en los próximos diez años necesitaremos muchos más especialistas en Oncología Médica.

En cuanto al ritmo de plazas que está saliendo, creo que también es suficiente. No podemos sacar muchas más plazas, porque haremos tapón. Tenemos que ir poco a poco, y, sobre todo, saber lo que necesitamos. En las facultades tenemos el mismo problema, porque nunca se ha calculado la necesidad, y cuando se cerró el grifo en 1994, luego hubo que importar médicos del extranjero. Ahora que se ha vuelto a abrir el grifo, me temo que mandaremos al paro a los médicos en cuatro o cinco años.

El mapa de oncólogos médicos será prioritario.

Ninguna comunidad niega un tratamiento de primera línea.

Por tanto, uno de sus proyectos es la creación de un registro de profesionales.
Queremos saber cuántos médicos hay, y qué tipo de profesionales vamos a necesitar. Por ejemplo, calcular las jubilaciones es relativamente fácil, pero también depende de las comunidades autónomas.

¿De su especialidad han llegado a España muchos médicos extranjeros?
Han venido pocos médicos de otros países, como Venezuela o Colombia, y también de los países del Este. No ha sido una llegada masiva, como ha ocurrido en otras especialidades, pero sí se han producido déficits puntuales que hemos tenido que subsanar con médicos extranjeros.

¿Ha habido problemas con la homologación de títulos extranjeros en esta especialidad?
No sé si ha habido algún problema puntual, pero no hemos encontrado ninguna anomalía.

¿Qué opciones se plantea la Oncología Médica?, ¿hacia dónde debe dirigirse su asistencia?
La Oncología Médica tiene que integrarse dentro de un tratamiento multidisciplinar del cáncer, eso es indudable. Hay otros médicos que deben ser tan actores o más que nosotros en el tratamiento de ciertas patologías tumorales. El oncólogo médico, aparte de estar en el abordaje multidisciplinar, no debe perder la perspectiva de ser la referencia del enfermo con cáncer.

¿Qué relación tendrían que mantener los oncólogos médicos con el resto de profesionales hospitalarios o con los de Atención Primaria?
Cada día se están desarrollando más las unidades funcionales, que debemos coordinar con los servicios de Oncología, de Radioterapia, etc. Por otro lado, están los servicios de Oncología, de Radioterapia, de Digestivo, etc., que se reúnen en un comité de tumores para poner los casos en común. Es la práctica más habitual y creemos que se está desarrollando bastante bien. Habría que fomentarla con algún matiz, y tratar de ver si en todos los sitios de España hay que tener un comité de tumores de todo, para llegar más próximos al ciudadano. Es algo que depende del criterio de las 17 comunidades autónomas. Creo que deberíamos hacer un mapa real de las necesidades.

¿Los diferentes servicios de salud autonómicos se mostrarían receptivos a los criterios de la sociedad científica?
En general, los consejeros de salud están muy receptivos a nuestras ideas, pero otra cosa será ponerlas en práctica.

El ámbito de la Oncología Médica es uno de los primeros ejemplos que se pone a la hora de hablar de las diferencias entre comunidades autónomas. ¿La SEOM tiene conocimiento de estas desigualdades?
Nos preocupa que no haya la misma equidad, pero no hay ninguna comunidad autómoma que esté negando de una forma clara un tratamiento. Quizás en algunos sitios ha habido más dificultades o más trabas, pero en cada comunidad autónoma se hace de una forma e, incluso, en cada hospital se trabaja de manera diferente. En cualquier caso, si el oncólogo dice que un tratamiento es necesario, se acaba ofreciendo.

Las redactoras Sandra Melgarejo y Eva Fariña, Juan Jesús Cruz y Ricardo López, director de Sanitaria 2000.

¿A la SEOM llegan reclamaciones en este sentido?

Lea la entrevista completa