13 nov 2018 | Actualizado: 19:10
Miércoles, 19 de febrero de 2014, a las 16:19

Redacción. Madrid
La incidencia de gripe registrada en la Comunidad de Madrid en la semana del 10 al 16 de febrero ha sido de 70,84 casos por 100.000 habitantes. La difusión geográfica es epidémica, dado que la incidencia supera el umbral basal de 43,04 casos por 100.000 habitantes establecido para la temporada 2013-2014. No obstante, se ha reducido con respecto a la semana anterior, cuando alcanzó los 84,07 casos por 100.000 habitantes.

Germán Peces-Barba, presidente de Neumomadrid.

Los datos que maneja la Sociedad Madrileña de Neumología y Cirugía Torácica (Neumomadrid) revelan que, en relación con la temporada 2012-2013, el pico de incidencia ha sido menor y se ha adelantado. En la actualidad, aseguran los especialistas de la sociedad científica, la tasa de incidencia está decayendo y la tendencia es a bajar del umbral epidémico.

En resumen, Neumomadrid ha destacado que este año la temporada de gripe ha sido más benévola que años previos y que ya se ha superado el pico de incidencia. Según los neumólogos madrileños, el incremento de la vacunación es un factor importante en el control del impacto de esta enfermedad.

Según la Red de Médicos Centinela de la Comunidad de Madrid, la intensidad global de la gripe es media y la evolución, estable. Esta red está formada por 124 médicos de atención primaria  que atienden a una población representativa (173.899 habitantes, lo que supone el 2,7 por ciento de la población total).

Las manifestaciones clínicas más frecuentes de la gripe son fiebre, aparición súbita, debilidad y tos. Desde Neumomadrid se ha apuntado que, en la mayor parte de los casos, los síntomas están siendo leves y remiten con las medidas convencionales de reposo en cama, ingesta de líquidos y medicación analgésica o antitérmica, no siendo precisa la asistencia médica.

Con respecto a la distribución por sexo, la incidencia es mayor en mujeres (53,6 por ciento) que en hombres (46,4 por ciento). Por edades, el grupo con más casos de gripe es el de 15 a 64 años (59,6 por ciento), seguido del grupo de 5 a 14 años (19,5 por ciento), del grupo de 0 a 4 años (15,5 por ciento) y de los mayores de 64 años (5,5 por ciento).

La sociedad ha querido recordar que el tratamiento profiláctico con fármacos antivíricos solo está indicado en la población con alto riesgo de sufrir complicaciones y que tenga un contacto directo con un individuo infectado. Éste debe iniciarse dentro de las primeras 48 horas posteriores al contacto para que sea eficaz. Hay pacientes que por su situación especial de riesgo (enfermos crónicos) precisan tratamiento con fármacos antivirales que, aunque no curan la gripe, ayudan en el control de los casos graves.

Por otro lado, durante la campaña de vacunación para la temporada 2013-2014 se administraron 893.461 dosis, un cinco por ciento más que en el periodo anterior. Así, el 14,69 por ciento de la población madrileña ha sido vacunada contra la gripe.