14 nov 2018 | Actualizado: 12:30
Miércoles, 22 de febrero de 2012, a las 22:50

Redacción. Murcia
El portavoz adjunto de la Comisión de Sanidad y Asuntos Sociales de la Asamblea Regional de Murcia y diputado socialista, Jesús Navarro, ha denunciado que el Gobierno autonómico "piensa mandar al paro a miles de trabajadores de la sanidad pública".

Jesús Navarro, portavoz del PSOE en la Comisión de Sanidad de la Asamblea regional.

Navarro ya denunció que las cuentas de la consejera de Sanidad, María Ángeles Palacios, en relación con el capítulo I de personal del Servicio Murciano de Salud (SMS), "no cuadraban" y afirma que "ahora se está demostrando", según informa el PSOE. El diputado socialista ha señalado que las declaraciones que ha venido realizando la consejera de Sanidad sobre el recorte presupuestario en dicho capítulo para 2012, no se ajustaban a la realidad.

La razón, según el parlamentario socialista, es que las cuentas regionales para este año "contemplan un recorte en ese capítulo de 94 millones de euros y una disminución de puestos de trabajo de 631, tal y como recoge la Ley de Presupuestos".

"La consejera ha venido mareando la perdiz y negando el recorte en personal. Según sus explicaciones, el recorte no era de 94 millones de euros sino de 54, ya que, según dijo, se produjo un ahorro de 40 millones de euros en 2011 con las distintas medidas aplicadas a lo largo de ese año", ha añadido.

El diputado recordó a la consejera que los 40 millones de ahorro de 2011 a los que se refería eran, en gran medida, consecuencia de la 'Ley del tijeretazo'. Pero el ahorro económico de esas medidas, según Navarro, "hay que restituirlo en 2012, tal y como manda la Ley. De esta forma, ese ahorro no se puede mantener este año".

El diputado indica que a esto "hay que añadir la aplicación de las 37,5 horas semanales, que va a suponer, según reconoce ya la consejera, el despido o no renovación al personal contratado. Sólo los interinos de larga duración no se verán afectados, según la responsable de Sanidad".

Para el parlamentario socialista, con los recortes que tiene previstos la consejera "la espada de Damocles pesa sobre los 3.000 trabajadores de la sanidad pública regional cuyos contratos no son de larga duración". Con estas podrían ir al paro alrededor de 2.000 trabajadores, según ha denunciado UGT.

"Desde el Grupo Parlamentario Socialista denunciamos que el Gobierno regional, lejos de poner en marcha actuaciones encaminadas a la creación de empleo, lo que va a provocar es engrosar aún más las listas del paro; unas listas que nos sitúan ya a casi cinco puntos por encima de la media nacional", añade. Por ello, exigió a la consejera de Sanidad "que diga la verdad sobre el número de puestos de trabajo que piensa eliminar en Sanidad y que venga a la Asamblea a explicarlo", concluyó.