20 nov 2018 | Actualizado: 19:20

Nanclares ensaya la teleconsulta penitenciaria

La transferencia de personal e instalaciones al País Vasco está valorada en 9 millones de euros

Lunes, 04 de julio de 2011, a las 17:53

Redacción. Bilbao
La secretaria general de Instituciones Penitenciarias, Mercedes Gallizo, y el consejero vasco de Sanidad, Rafael Bengoa, han explicado en la cárcel alavesa de Nanclares de la Oca los detalles de la transferencia al País Vasco del personal e instalaciones sanitarias de las prisiones vascas, una competencia que se hizo efectiva el 1 de julio y que está valorada en unos 9 millones de euros.

El traspaso afecta a 43 profesionales de las cárceles de Basauri (Vizcaya), Martutene (Guipúzcoa) y Nanclares (Álava), de los que 16 son médicos, 19 ATS, 1 farmacéutica y 7 auxiliares, que pasan a formar parte de la plantilla de Oskakidetza.

Rafael Bengoa y Mercedes Gallizo.

El centro de salud de la prisión alavesa llevará el nombre de Zaballa, que es la denominación de la nueva cárcel que se está construyendo próxima a la actual, cuyas obras concluirán antes de que finalice este año, ha confirmado la secretaria general de Instituciones Penitenciarias.

Probando la teleconsulta en Nanclares

Gallizo ha destacado que el País Vasco es la primera comunidad autónoma a la que el Gobierno traspasa esta competencia y ha confiado en que el resto de autonomías vaya asumiendo estos servicios sanitarios de las prisiones pese a las "reticencias" que tienen varias regiones. Ha señalado que la transferencia representa un "gran beneficio" para los internos por la centralización de los servicios en Osakidetza. Según datos del Departamento de Sanidad, Osakidetza atiende anualmente más de 3.000 consultas y recibe alrededor de 150 ingresos hospitalarios procedentes de los centros penitenciarios vascos. A partir de ahora se pretende reducir por ejemplo el número de traslados a hospitales porque se quiere potenciar la teleasistencia, una experiencia piloto que ya se ha puesto en macha en Nanclares antes de la entrada en vigor de la transferencia, con la instalación de cámaras y pantallas para que pacientes y médicos puedan hablar. Además, los datos médicos de los internos se incluirán en la red informática de Osakidetza a través de Osabide.

El consejero de Sanidad ha destacado que la nueva transferencia permitirá una asistencia "más coordinada" a los enfermos presos. En el acto también ha estado presente el delegado del Gobierno en el País Vasco, Mikel Cabieces, quien ha valorado que el acuerdo de la competencia se haya producido con un Gobierno Vasco socialista.