Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 18:50
Viernes, 02 de diciembre de 2011, a las 16:11

Redacción. Zaragoza
Recrear situaciones reales a través de simuladores virtuales de alta tecnología, con el fin de que estudiantes de medicina puedan tener un acercamiento a un "paciente" sin correr el riesgo de cometer errores en seres humanos que pueden llegar a ser irreversibles, es uno de los principales objetivos de la recién creada Cátedra AstraZeneca de simulación aplicada a la medicina. La Universidad de Zaragoza y la compañía biofarmacéutica AstraZeneca España han firmado el convenio de constitución de la Cátedra esta mañana en el Paraninfo.

Pilar Zaragoza (centro), vicerrectora de Relaciones Institucionales y Comunicación de la Universidad de Zaragoza, Fernando Paíno y Francisco Plaza, representantes de AstraZeneca y el decano y vicedecano de la Facultad de Medicina, Javier Castillo y Angel Lanas han presentado la Cátedra.

Los simuladores de alta tecnología tienen prácticamente todas las condiciones de un paciente lo que acerca mucho la experiencia de los simuladores a la de un paciente real. Gracias a la “realidad virtual” se pueden inducir diversos cuadros clínicos críticos y repetirlos cuantas veces sea necesario para el desarrollo de las destrezas clínicas. Oftalmología, medicina avanzada, cardiología, urología o ginecología son algunas de las ramas que se practican en la realidad virtual, a través de simuladores.

En el Paraninfo, Pilar Zaragoza, vicerrectora de Relaciones Institucionales y Comunicación de la Universidad de Zaragoza, Fernando Paíno y Francisco Plaza, representantes de AstraZeneca y el decano y vicedecano de la Facultad de Medicina, Javier Castillo y Angel Lanas han presentado la Cátedra, que tendrá una duración inicial de cuatro años prorrogables.

El objetivo general de la Cátedra es fomentar la docencia, la investigación y la difusión de los conocimientos en el campo de la medicina. Además, gracias a esta colaboración promovida por la Facultad de Medicina, estudiantes, docentes y profesionales podrán utilizar los últimos avances en tecnología aplicada a la medicina, lo que permite avanzar a la Universidad de Zaragoza hacia la excelencia en docencia médica. Así, con estos simuladores se contribuye a mejorar la calidad de la enseñanza de la medicina con la creación de centros de práctica y evaluación de destrezas clínicas. Pero, además, se apoya a los cuerpos docentes y también se potencia la formación continua de los facultativos, poniendo a su alcance la tecnología necesaria para mejorar sus conocimientos y habilidades clínicas.  En el marco de esta Cátedra se realizarán, asimismo, acciones destinadas a promover y desarrollar proyectos de investigación, de docencia y de estudio, así como líneas activas para facilitar la inserción de estudiantes universitarios en el mercado laboral. También se organizarán y desarrollarán actividades académicas, como jornadas, seminarios o talleres prácticos, entre otros aspectos.

Una Comisión mixta establecerá cada año un programa de actividades con el objetivo de mejorar la formación y desarrollo de los profesionales sanitarios, así como del estado de salud de la sociedad en general. En la actualidad, la Universidad de Zaragoza cuenta con 44 cátedras de empresa.