Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 20:00

Murcia no alcanza el mínimo de equipos de radioterapia y especialistas recomendado

La Consejería de Sanidad dice contar con la última tecnología y un acuerdo para reemplazar las máquinas obsoletas o averiadas

Domingo, 07 de abril de 2013, a las 17:19

Redacción. Murcia
La Región de Murcia dispone de siete aceleradores lineales de electrones (ALE), utilizados para el tratamiento oncológico con radioterapia, lo que supone la existencia una máquina para cada 214.000 habitantes, por lo que serían necesarios otros dos aparatos para alcanzar la tasa de seis por cada millón de habitantes que la Sociedad Española de Oncología Radioterápica (SEOR) considera “el mínimo aconsejado”.

Alfredo Ramos, presidente de la SEOR.

Además, la Sociedad considera que en la Región de Murcia harían falta entre ocho y diez especialistas en radioterapia para alcanzar la media de 19 ó 20 que aconseja la Sociedad por cada millón de habitantes, teniendo en cuenta que actualmente ejercen unos 14 profesionales en la Comunidad Autónoma, según ha informado a Europa Press el presidente de la SEOR, Alfredo Ramos, que insiste en que SEOR aconseja que los territorios dispongan de seis aceleradores por cada millón de habitantes para que los pacientes reciban un tratamiento adecuado y no haya problemas. Teniendo en cuenta que la Región de Murcia cuenta con cerca de 1,5 millones de habitantes, la Comunidad debería tener nueve aceleradores lineales de electrones, aproximadamente.

Sin embargo, según los datos que maneja SEOR, la Región de Murcia dispone de siete aceleradores repartidos entre Murcia y Cartagena, cinco de los cuales corresponderían a hospitales públicos y los dos restantes a centros privados. De todos ellos, Ramos explica que sólo los equipos instalados en Cartagena recientemente tienen la última tecnología necesaria para hacer tratamientos de alta calidad y precisión.

En concreto, el presidente de la SEOR explica que los tratamientos de alta calidad requieren el uso de la imagen guiada y de la intensidad modulada de dosis, dos técnicas que permiten administrar una dosis muy alta en una zona muy localizada, con la ventaja de que el médico especialista ve “en vivo y en directo” cómo se produce el tratamiento, reduciendo la posibilidad de error.

Por tanto, Ramos estima que faltarían dos aceleradores en la Región, y dos o tres más que dispusieran de la última tecnología para hacer tratamientos de alta calidad. Además, el presidente de SEOR destaca la importancia de que la tecnología esté actualizada, porque “puede conseguir mejores y mayores curaciones”, pero también “muchos menos efectos secundarios, ya que la toxicidad disminuye y la tolerancia al tratamiento es infinitamente mejor”.

Ramos recuerda que, con las técnicas actuales, un 55 por ciento de los pacientes pueden ser curados con tratamiento radioterápico, sólo o en combinación con cirugía y quimioterapia. En concreto, 50 de cada 100 pacientes son curados gracias a la cirugía, 40 son curados con el tratamiento radioterápico sólo o combinado, y el 10 por ciento restante son curados por la quimioterapia. Además, Ramos hace hincapié en que los tratamientos radioterápicos son “muchísimo más baratos”, lo que es un elemento a tener en cuenta en estos tiempos de crisis. Y es que cada equipo puede valer unos dos millones de euros, y puede tratar unos 400 pacientes al año.

Teniendo en cuenta que la vida media de cada aparato son diez años, una máquina puede atender a 4.000 pacientes. Por ello, cada tratamiento sale a unos 500 euros, según precisa Ramos. A este respecto, el presidente de la SEOR considera que la administración pública debería buscar nuevas vías de financiación, y alcanzar un consorcio con la industria. Propone, por ejemplo, realizar un desembolso que mejore la atención, y emplear un sistema similar al de los coches de ‘renting’, o la realización de fotocopias, que no implica la adquisición de la máquina.

Asimismo, Ramos explica que, actualmente, hay que pensar en cambiar un tercio de las máquinas existentes en España, en previsión de que queden obsoletas. Por tanto, la Administración tiene que programar cómo sustituirlas.

Fuentes de la Consejería de Sanidad consultadas por Europa Press han preferido no comentar el estudio hasta conocerlo completamente. No obstante, precisan que la radiología intervencionista en la Región está “perfectamente cubierta y presta un servicio de forma correcta a la ciudadanía”.

La Consejería afirma que el Servicio Murciano de Salud (SMS) cuenta con los equipos más avanzados en el Hospital General Universitario Los Arcos del Mar Menor y en el Hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia. “Los hospitales murcianos cuentan con la última tecnología”, defiende la Consejería, que tiene firmado un acuerdo a diez años en virtud del cual los equipos son renovados si se estropean o si quedan obsoletos.