16 nov 2018 | Actualizado: 18:20

Murcia elevará el gasto sanitario más que ninguna otra autonomía

Los presupuestos autonómicos para 2011 prevén movilizar más de 2.000 millones de euros

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

EP. Cartagena (Murcia)
La Región de Murcia es la comunidad autónoma que, con un 2,79 por ciento de aumento, más elevará el gasto sanitario en 2011 de entre las catorce que ya han aprobado sus presupuestos, movilizando para ello un total de 2.085 millones de euros y poniendo en servicio, como grandes activos del sistema, los hospitales de Cartagena y el Mar Menor, además de destinar 36 millones de euros a otras infraestructuras sanitarias y casi ocho a la investigación.

María Ángeles Palacios.

Así lo ha anunciado la consejera de Sanidad, María Ángeles Palacios, que ha presentado las cuentas de su área para 2011, destacando que deberá aplicar los ingresos extraordinarios derivados de la subida del impuesto de hidrocarburos para mantener el sistema sanitario, lastrado por un gasto farmacéutico que este año volverá a subir un 2,5 por ciento y para el que viene se prevé un gasto de 415 millones de euros.

Del total de gasto, 1.971 millones serán administrados por el Servicio Murciano de Salud, al que la oposición atribuye una deuda de 659 millones a finales de 2009. La sociedad de gestión de infraestructuras sanitarias Giscarmsa dispondrá de 51,2 millones para pagar equipamientos de los nuevos hospitales. La Consejería contará con 48,9 millones.

Área materno-infantil del Hospital de Cartagena

Con todo, Palacios hizo hincapié en los avances que supondrán los dos nuevos hospitales en cuyo equipamiento se invertirán 25 millones. Sobre el de Santa Lucía (Cartagena) anunció que pretende inaugurar el área materno-infantil el 13 de diciembre con el primer parto “conmemorando que es, precisamente, el día de Santa Lucía”, lo cual implica que para entonces ya estará lista la nueva UCI.

El Hospital del Mar Menor acumula algún retraso más, pero los traslados de servicios comenzarán a principios del año que viene, según la consejera.

La inversión en nuevas infraestructuras sanitarias permitirá continuar obras hospitalarias en curso como las del Materno Infantil de la Arrixaca, que contará con 4,8 millones, y el Hospital Rafal Méndez de Lorca, que dispondrá de siete millones para la realizar importantes obras de mejora.

En cuanto a la inversión en Atención Primaria, se destinará, entre otras cosas, a la construcción de un nuevo centro de salud en Lorca-Sutullena y a la reconstrucción completa de los de Santa Rosa de Lima y Lorca Centro.

Asimismo, la modernización de los servicios sanitarios permitirá avanzar en la implantación de la historia clínica digital. “Se pretende que el hospital de Santa Lucía prescinda casi al completo de los informes en papel”, ha indicado Palacios, quien subrayó que el 92 por ciento de la Atención Primaria está adscrita al sistema informatizado integrado del sistema, que se consolidará en seis áreas de salud, con una cobertura de 200.000 personas en 2011, y que llegará a las restantes en 2012.

La prevención del cáncer de mama abarcará a 65.000 mujeres y permitirá realizar 42.000 mamografías y 1.700 exploraciones complementarias, y el programa de prevención de tabaquismo seguirá avanzando.

La partida de investigación subirá un 13 por ciento para llegar a los 7,6 millones de euros, destinados por ejemplo al Red Regional de Apoyo a la investigación clínica, a la de biobancos y al desarrollo del proyecto neocódex de técnicas de investigación genómica sobre enfermedades neurológicas. Especial importancia tendrá en estos programas la Fundación para la Formación e Investigación Sanitaria, que contará con nueve millones de euros

A la contención del gasto farmacéutico Palacios le unió la que supone la central de compras, que permitirá gastar 10,5 millones de euros menos en suministros, que ascenderán a 70 millones. La Fundación Alzheimur contará con 4,8 millones para la atención a esta enfermedad.

Los grupos

Para Catalina Lorenzo, del Partido Popular, las cuentas de Sanidad son “adecuadas y fiables a la hora de garantizar la prestación sanitaria” pese al “castigo del Gobierno central con la falta de financiación necesaria”. “Pese a ello, no se da ni un paso atrás en la asistencia a los murcianos”, añadió.

Muy diferente es la opinión del diputado del PSOE, Domingo Carpena, quien consideró que “dado que la deuda sanitaria se lo come todo”, el principal problema del sistema es “su sostenibilidad económica”.

“El presupuesto es falso porque incluye partidas inferiores a las de 2009 en gasto farmacéutico y conciertos con la sanidad privada”, apuntó, para añadir además que la mayor parte de los programas de prevención de la salud bajan en cantidades.

José Antonio Pujante compartió el análisis negativo de Carpena respecto a la reducción de gasto en políticas de prevención de la enfermedad y pidió la eliminación de Giscarmsa como ente “que ni es transparente ni eficaz” en la promoción y gestión de nuevas infraestructuras sanitarias. Además, cuestionó la “externalización y privatización” de servicios y deploró la incapacidad para controlar el incremento del gasto farmacéutico.