Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Olmos: “La Ley de Cuidados Paliativos propiciará el debate sobre formación de profesionales y uso de fármacos”

Entre las conclusiones, la mayor afectación de la mujer en el dolor neuropático, musculoesquelético y abdominal

Miércoles, 18 de mayo de 2011, a las 23:24
María Márquez. Madrid
El ministerio de Sanidad ha acogido la ‘Jornada sobre Calidad y Equidad en la Atención al Dolor en el SNS’, organizada por la Agencia de Calidad. La inauguración corrió a cargo del secretario general de Sanidad, José Martínez Olmos quien, acompañado por la directora general de Calidad, Carmen Moya, abogó por “extender y organizar el trabajo de las Unidades del Dolor” y también aludió a la futura Ley de Atención a las Personas en el Proceso Final de la Vida para apuntar que “generará debate sobre cómo están formados los profesionales y qué utilización se hace de los fármacos para que sea más ágil y fácil”.

De izquierda a derecha, Inés Palanca, de la Oficina de Planificación Sanitaria y Calidad del Ministerio; Carmen Moya, directora general de la Agencia de Calidad, y José Martínez Olmos, secretario general de Sanidad.

Martínez Olmos comenzó su discurso admitiendo que en el tratamiento para el dolor que se dispensa en el SNS “hay aspectos mejorables para que todos los servicios lo hagan con la máxima calidad y equidad”. Para ello, aboga que las unidades de dolor “se sigan extendiendo y organicen su trabajo”. En cuanto a la perspectiva de género, con gran peso en la jornada, apuntó que “hay carencias en el ámbito profesional y formativo”.

Por último, mencionó la futura Ley de Atención al Proceso Final de la Vida señalando que “generará debate en la sociedad sobre cómo están formados los profesionales y cómo los fármacos se pueden utilizar de forma más ágil y fácil”.

Tipos de dolor que afectan más a la mujer

A continuación, tomó la palabra Carme Valls i Llobet, directora del Programa Mujer, Salud y Calidad de Vida y presidenta del Centro de Análisis y Programas Sanitarios (CAPS), quién abordó la influencia del género en el dolor, vertiente que comenzó a ser estudiada a mediados de los noventa. Valls i Llobet tomó como referencia estudios internacionales y también de la sanidad catalana. En este último, las estadísticas mostraban diferencias de más de 7 puntos entre mujeres afectadas por dolor agudo y hombres. En cuanto al tipo de dolor, la población femenina acusa más dolencias neuropáticas, musculoesqueléticas (lumbalgia, fibromialgia, osteoartritis) y abdominales, además de “dolor de cabeza”. La presidenta del CAPS explicó también que no existen solo determinantes biológicos sino también psicosociales, como la cultura, el medioambiente o las condiciones vitales y laborales. El reto futuro para la experta es “el diagnóstico diferencial del dolor”.