Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 11:10

Mosquera es partidaria de extender el euro por receta

“No es una medida excesiva” pero por el momento en Galicia no se ha abierto su debate

Jueves, 22 de marzo de 2012, a las 00:25

Rocío Mosquera.

Redacción. Santiago de Compostela
La consejera de Sanidad de Galicia, Rocío Mosquera, ha asegurado que, “personalmente”, no le parece “mal” el euro por receta implantado en Cataluña y ha defendido que ésta es una medida “que habría que tomar en todo el Estado y no sólo en una comunidad”. “Es una medida a analizar en el Consejo Interterritorial y a tomar en todo el Sistema Nacional de Salud (SNS)”, ha remarcado.

Así lo ha manifestado en una entrevista con la TVG, recogida por Europa Press, en la que ha coincidido con el presidente gallego, Alberto Núñez Feijóo, en que no se puede “demonizar” el euro por receta aplicado en Cataluña y ha añadido que “no es una medida excesiva”.

Igualmente, preguntada por si Galicia lo aplicaría si así lo decidiese el consejo sectorial de salud, la titular de Sanidad se ha mostrado contundente y ha respondido que “evidentemente”, para añadir que la Comunidad gallega “siempre cumple” con la legalidad vigente.

En la misma línea, ha insistido en que los gallegos, en una situación “mejor” que el resto de comunidades, no tienen ahora mismo “el debate abierto” sobre el pago por receta, si bien ha insistido en que, en el ámbito nacional, sí “hace falta” que se produzca un diálogo en relación al sistema de retribución de farmacia.

“En el Consejo Interterritorial es necesario plantearnos si hay que reformular la aportación del usuario por receta”, ha reflexionado, antes de subrayar que tanto las autonomías como el ministerio están “preocupados” por la situación financiera del SNS, cuya deuda se cifra -ha destacado-“entre los 18.000 y los 21.000 millones de euros”.

Al respecto, ha apuntado que el ministerio está realizando “un esfuerzo muy importante” para hacer frente al pago de la deuda, que asciende a una cuantía muy elevada para un país “como España”, al tiempo que se ha reafirmado en la necesidad de tomar medidas “para que no vuelva a ocurrir” y garantizar la sostenibilidad del sistema.