Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Metges reclama al Parlamento que impida la creación del ente de Lleida

El sindicato regional reclama que esta acción no se lleve a cabo “hasta que no se establezcan por ley los requisitos básicos de estos despliegues territoriales”

Martes, 22 de julio de 2014, a las 19:20
Redacción. Barcelona
Metges de Cataluña ha solicitado a la Mesa del Parlamento de la región que se detenga la creación del nuevo ente que ha de gestionar la sanidad pública en Lérida y también todos aquellos proyectos que se están poniendo en marcha en Girona y Tarragona para integrar los servicios sanitarios públicos, "hasta que no se establezcan por ley los requisitos básicos de estos despliegues territoriales".

Albert Tomàs, presidente de Metges.

En un comunicado, el sindicato considera que estos procesos de reordenación sanitaria "van más allá de las políticas coyunturales de austeridad y sobrepasan la acción de gobierno", por lo que pide que "se abra un proceso participativo real" con todos los agentes sanitarios implicados para debatir y consensuar "el modelo sanitario que debe permitir seguir prestando el servicio público y de calidad que, por mandato estatutario y legal, debe llevar a cabo el Gobierno de la Generalitat".

Metges sostiene que la constitución de estas nuevas entidades gestoras "no nace de una necesidad jurídica, ni asistencial, ni organizativa, sino de una voluntad política" que está poniendo en cuestión el actual modelo sanitario.

"No hay ningún impedimento legal para que el Instituto Catalán de la Salud (ICS) lleve a cabo lo que pretende que haga el nuevo ente de Lleida", ejemplifica la organización, que recuerda que la nueva ley del ICS 2007 "permite agilizar su funcionamiento y descentralizar su toma de decisiones, sin necesidad de atomizar y disgregar la empresa".

Además, insiste en que la proliferación de nuevos organismos de derecho público, consorciados o no, "en lugar de agilizar y simplificar el sistema público de salud, empeorarán su hipertrofia estructural" con nuevos cargos y mandos.

Por otra parte, el sindicato también critica la falta de planificación en la gestión de los recursos humanos de los nuevos entes, donde coexistirán trabajadores estatutarios, laborales y funcionarios con diferentes regulaciones laborales "que tienen una incidencia directa en la organización de los servicios".

Con todo ello, Metges concluye que la reordenación sanitaria territorial que está emprendiendo el Gobierno "no es oportuna en estos momentos, y más teniendo en cuenta que Cataluña está inmersa en un proceso para decidir su propio futuro y también el de la sanidad ".