Redacción Médica
20 de septiembre de 2018 | Actualizado: Jueves a las 13:00

Metges propone integrar todas las empresas públicas en el ICS

Desaprueba la política “heterogénea” de la Consejería de Sanidad

Jueves, 08 de mayo de 2014, a las 19:09
Redacción / Javier Barbado. Madrid
El sindicato Metges de Cataluña (MC) ha propuesto integrar la totalidad de empresas públicas de la sanidad autonómica en la mayor de todas, el Instituto Catalán de la Salud (ICS), para así reducir la hipertrofia de mandos directivos y “sin que ello impida descentralizar su estructura y preservar la idiosincrasia sanitaria de cada región”. Como alternativa, sugiere fusionar todas las empresas públicas sanitarias dependientes de la Generalitat que están repartidas por el territorio catalán.

El secretario general del sindicato MC, Francesc Duch.

En la misma línea, MC ha criticado dos de las iniciativas políticas más recientes del consejero de Salud Boi Ruiz, en concreto el proyecto de crear un ente que unifique los centros sanitarios de Lleida, y, por otra parte, la fusión estratégica de las gerencias de los hospitales público y concertado de Girona Josep Trueta y Santa Caterina, respectivamente, el cual se incluyó en el Plan de Salud 2013-2015 difundido en los primeros meses del año, según han confirmado a Redacción Médica fuentes de la organización.

Metges reclama al Departamento de Salud que “unifique los criterios para reformar el modelo sanitario territorial y abandone la política de improvisación reinante, puesto que genera ‘desconfianza’ entre los profesionales y crea una imagen de ‘desorden absoluto”.

El sindicato critica que Salud busque “experimentar” con el futuro de la sanidad “desplegando proyectos que no comparten una hoja de ruta común y que no han sido consensuados con los trabajadores”. Además, advierte de que estos cambios de modelo “comportarán un aumento de los cargos directivos y el consiguiente incremento del gasto”.

Según la opinión del sindicato, las fórmulas que ha puesto en marcha Salud para reordenar la provisión de los servicios sanitarios son “totalmente heterogéneas”. Por un lado, la figura jurídica del nuevo ente de gestión de los centros de salud públicos de Lleida será, con toda probabilidad, un consorcio. De la otra, en Girona, el departamento ha optado por la alianza estratégica entre dos hospitales que conservarán su identidad propia. Y, en cambio, la gestión de los servicios sanitarios adscritos al Consorcio Sanitario de Barcelona, constituido por la Generalitat y el Ayuntamiento de la capital catalana, está en manos de una corporación desde el año 1988.

Con todo, MC reitera que las condiciones laborales de los facultativos se tienen que “homogeneizar” con independencia de que cuál sea su empresa de procedencia, y para conseguirlo propone establecer un “convenio médico” que reconozca la especificidad del colectivo.