Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Metges no descarta que Ruiz externalice servicios en Lleida

Cuenta con que el proyecto se extienda a Girona y Tarragona

Miércoles, 19 de marzo de 2014, a las 18:04
Javier Barbado. Madrid
El sindicato Metges de Cataluña no descarta que la Generalitat externalice servicios de cualquier índole –incluso asistenciales– una vez concrete, en seis meses, la personalidad jurídica del ente que aglutinará la red sanitaria de Lleida.

Ésta la componen el Hospital Comarcal del Pallars, que lleva la empresa pública Gestión de Servicios Sanitarios, y las áreas básicas de Primaria del Instituto Catalán de la Salud –ICS– más la que ahora gestiona la empresa pública.

Jaume Capdevila, director único
del GSS y del ICS de Lleida.

La agrupación sindical se ha reunido este miércoles con el delegado territorial de Salud y con el gerente de la empresa pública mencionada y territorial del ICS, Josep Pifarré y Jaume Capdevila, respectivamente. Pero poco ha sacado en claro del encuentro salvo que el ente será público “al cien por cien” y no se privatizará ninguna prestación, según ha declarado a Redacción Médica el delegado de Metges en Lleida, Santiago Miguelsanz.

“Solo han dicho que en seis meses –y ya ha transcurrido uno– se conformará el ente, pero nada se sabe de su figura jurídica; nos han dicho que trabajan en la redacción de los estatutos, pero a veces nuestra confianza y credibilidad no es mucha”, ha ratificado, habida cuenta esto último de la experiencia que el propio Miguelsanz vivió en 1992: “Por entonces las diputaciones provinciales de Lleida, Girona y Tarragona pasaron a ser empresas públicas, y se nos prometió una serie de cosas que luego no se cumplieron”, ha señalado.

De acuerdo con este sindicalista, la situación del personal constituye otra de las incógnitas sin despejar de la ecuación del proyecto, del que tampoco descarta que se extienda, a medio plazo, a las provincias de Girona y Tarragona. En realidad –siempre según el entrevistado– lo previsto para Lleida no ha sido más que la cristalización de una serie concatenada de hechos previos que, ahora mismo, se están produciendo, por ejemplo, en Girona, donde se han unificado y concentrado servicios “según dicen, para aumentar las sinergias”.

A Sanz y a Metges les preocupa, ante todo, en qué condiciones laborales quedará el persona de diversa índole en el nuevo ente: estatutarios del ICS, interinos, eventuales… “Ante un probable exceso de plantilla en un área determinada, habría más facilidades ahora con la reforma laboral para despedir al trabajador”. En todo caso, al delegado del sindicato catalán no le extrañaría cualquier arbitrariedad en la contratación de plantilla de la nueva institución aglutinadora “porque carecería de las normas por que se rige el ICS” y el personal estatutario en general.