Redacción Médica
22 de septiembre de 2018 | Actualizado: Sábado a las 13:45

Metges critica el “juego sucio” de las patronales de la concertada y CiU en el abono de las guardias

Denuncia que se solicite que se aplique la jornada y descansos del Estatuto Marco

Martes, 25 de noviembre de 2014, a las 17:57
Redacción. Barcelona
Metges de Cataluña  ha acusado a las patronales de la red sanitaria concertada y a Convergència i Unió (CiU) de hacer “juego sucio” para solucionar políticamente lo que los tribunales de justicia les deniega.

Francesc Duch, secretario general de Metges.

El sindicato recrimina que el Grupo Parlamentario Catalán (CiU), a instancias de las patronales, haya presentado una enmienda (núm. 3.609) al Proyecto de ley de presupuestos del Estado para 2015 para que al personal de los centros concertados se le aplique el régimen de jornada y descansos del Estatuto Marco del personal estatutario de los servicios de salud y, de este modo, evitar, como ha establecido la justicia, que las empresas sanitarias tengan que pagar las horas de guardia médica al mismo precio que las horas ordinarias.

En este sentido, la organización considera “indigna” la justificación de la enmienda que hace el mismo grupo parlamentario: “La reforma legislativa que se propone de modificación de la disposición adicional segunda de la Ley 55/2003 (Estatuto Marco), tiene por objetivo la aplicación del régimen jurídico de jornadas y descansos previsto en ésta para el sector sanitario concertado -y, por tanto, el abono de las horas de guardia de exceso en la jornada máxima legal, al precio fijado para las horas de jornada complementaria, y no como horas extraordinarias-, de la misma manera como se aplica este régimen al personal estatutario que presta servicios en los centros y establecimientos de la red propia de los Servicios de Salud”.

Para Metges, hacer uso de una maniobra política para desoír y corregir en un sentido favorable a los propios intereses los dictámenes de los tribunales es una práctica de “república bananera” que no respeta la separación de poderes. Lo peor de este intento de legislación ad hoc es, según el sindicato, la “vergonzosa connivencia” entre las patronales sanitarias y determinados partidos políticos en cuanto a la regulación de las condiciones laborales de los trabajadores de la sanidad concertada.

Prueba de esta alineación de intereses es que durante la reciente negociación del convenio colectivo concertado, todas las propuestas presentadas por las patronales incluían la vinculación de la jornada y los descansos del personal al Estatuto Marco, la misma medida que, en paralelo, el grupo parlamentario de CiU intentaba introducir como enmienda a la ley de presupuestos generales.