Redacción Médica
16 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:30

Metges asegura que la espera para una cirugía cardíaca en Bellvitge y Vall d’Hebron es de 16 meses

Actualmente hay en los dos centros 503 pacientes en lista de espera. Desde el sindicato se asegura que las medidas de austeridad están poniendo en riesgo a la población

Jueves, 16 de mayo de 2013, a las 11:43

Redacción. Barcelona
El sindicato Metges de Cataluña informa de que el tiempo de espera medio para una cirugía cardíaca en los hospitales de Bellvitge (L'Hospitalet) y Vall d'Hebron (Barcelona) es de 16 meses, un período que supera "ampliamente" los 3,3 meses de tiempo de resolución que anunció el consejero de Salud, Boi Ruiz, el pasado mes de febrero, el Parlamento, con motivo de la presentación de las listas de espera de 2012.

Miquel Jurodovic, Nuria Vallejo, Rosa Boyé y Teresa Fuentelsaz, todos delegados de Metges de Cataluña.

Ante esta realidad, el sindicato insiste en pedir que el presupuesto sanitario de este año quede al margen de los recortes, "sea cual sea el objetivo de déficit para Cataluña", ya que las medidas de austeridad "están poniendo en riesgo la salud de la población ".

Las cifras de demora de la cirugía cardíaca, que MC ha puesto en común este miércoles en una asamblea de facultativos (adjuntamos fotografía) de los hospitales del Instituto Catalán de la Salud (ICS) de la provincia de Barcelona (Vall d'Hebron, Bellvitge, Germans Trias i Pujol y Viladecans), revelan que actualmente hay 503 pacientes en listas de espera para una intervención de corazón en Bellvitge y Vall d'Hebron, los dos grandes centros hospitalarios de referencia para procesos de alta tecnología .

El servicio de cardiología del Hospital de Bellvitge, que da cobertura a más de dos millones de habitantes del área metropolitana sur de Barcelona, el Camp de Tarragona y Terres de l'Ebre, tiene 257 pacientes en espera y hoy está operando los enfermos de corazón que se incorporaron a la lista en octubre de 2011.

El Vall d’Hebron, que cubre más de un millón de habitantes del área norte del Barcelona, Gerona y Léida, tiene 246 pacientes pendientes de entrar en quirófano y opera los enfermos que están en la lista de cirugía cardiaca desde enero de 2012.

Para el sindicato, estos datos son "escandalosos" y demuestran el "impacto atroz" de la política de recortes impulsada por el consejero Ruiz, que en octubre de 2011 anunció "a bombo y platillo" que la cirugía cardiaca valvular y coronaria tendría un "circuito preferente" en Cataluña con un plazo de garantía de dos meses (reduciendo en un mes el tiempo actual de respuesta de referencia), aunque el Ministerio de Sanidad establece una espera máxima de seis meses para estas intervenciones.