14 nov 2018 | Actualizado: 19:10

Mesquida se compromete a mantener los Hospitales General y Joan March

El Gobierno tomará una decisión sobre Son Dureta el próximo año

Martes, 11 de septiembre de 2012, a las 17:43

Redacción. Palma de Mallorca
El consejero de Salud, Familia y Bienestar Social, Antoni Mesquida, ha defendido que mantiene su voluntad de encontrar viabilidad para mantener los hospitales General y Joan March, algo sobre lo que ha encontrado receptividad en el Gobierno y ha afirmado: "Mi libertad no me la anula nadie por ser consejero".

El consejero de Salud, Antoni Mesquida.

Mesquida ha defendido su criterio personal y ha dicho que no hay ningún doble discurso en materia sanitaria en el seno del Gobierno, después de que dos diputados socialistas le hayan animado a discrepar del ejecutivo, tanto en relación al posible cierre de los dos hospitales como en la aplicación del decreto estatal que anula las tarjetas sanitarias a los inmigrantes sin papeles.

El exconsejero de Salud, Vicenç Thomàs, ha pedido a Mesquida que concrete con documentos su plan de viabilidad para evitar el cierre de los hospitales General y Joan March y el despido de trabajadores. Thomàs ha alabado que Mesquida tenga una opinión propia al respecto y rechace el cierre de los dos centros que anunció el Gobierno en abril y le ha dicho que ya que "le toca remar contracorriente" el grupo socialista le apoyará si sigue en la línea de no clausurar los hospitales.

Mesquida ha respondido que cuando tomó posesión como consejero, el pasado mes de julio, habló con el Gobierno sobre dicha viabilidad pero "no de recular o volver atrás, ni de mantener abiertos y pegar una bofetada, porque esto no es una bofetada al Gobierno". Ha subrayado que "no habrá doble discurso" en relación a estos hospitales y ha anunciado que cuando tenga el plan de viabilidad sobre la mesa lo mostrará a la oposición. Mesquida ha recordado a Thomàs un documento realizado cuando él era conseller la pasada legislatura, un plan de viabilidad de Gesma que costó 60.000 euros y "habla del despido de 140 a 150 personas". "Si usted cree que no me entiendo con el Govern se equivoca. Las cosas se hablan y se razonan. Yo tengo mi visión de las cosas y mi libertad no me la anula nadie por ser conseller", ha zanjado.

Son Dureta

También en el debate de una interpelación presentada por el PSM-IV-ExM sobre el futuro de Son Dureta, Mesquida ha reafirmado que la voluntad del Gobierno de mantener abiertos los hospitales Joan March y el General y ha dicho que aún no se ha decidido que se hará con las instalaciones del viejo hospital. El consejero ha admitido que ahora mismo está paralizada toda decisión respecto al antiguo hospital y que las conversaciones se retomarán en diciembre por lo que el Gobierno tendrán una decisión tomada en enero de 2013. Ha pedido además que le dejen trabajar un tiempo más para dar respuesta a estas y otras preguntas ya que lleva dos meses al frente del departamento autonómico.

Inmigrantes sin papeles: una comisión evaluará cada caso

Por su parte, la diputada Contxa Obrador ha acusado a Mesquida de dejar sin tarjeta sanitaria a 20.000 inmigrantes sin papeles ni ocupación al aplicar los decretos aprobados por el Gobierno central que "atacan a la gente a quien la crisis ha dejado en situación precaria". Obrador ha recordado que el consejero viajó hace unos meses a Etiopía a llevar ayuda sanitaria y le ha preguntado si no merece también su solidaridad un etíope que se quede sin trabajo y sin recursos en Baleares. "¿Como resolverá las contradicciones entre lo que hace como persona y médico solidario y lo que hace como político del Govern Bauzá?", le ha preguntado la socialista, que ha pedido a Mesquida que plante cara, no aplique el decreto estatal y ofrezca asistencia sanitaria universal.

Mesquida ha respondido a la diputada socialista que "un etíope que venga, no tenga papeles y tenga una enfermedad, será atendido". El conseller ha defendido la aplicación del decreto por la situación de la economía y precisamente porque el Servicio de Salud es tan importante como para necesitar mantenerlo. "Estamos trabajando para poder dar asistencia. No quedará nadie sin asistencia y nadie se morirá en medio de la calle por falta de asistencia y no es pagando", ha afirmado. Mesquida ha recalcado que no tiene dos discursos, uno como médico y consejero como ha sugerido Obrador, sino uno solo, y ha defendido que el decreto se aplicará en Baleares y se creará una comisión para estudiar caso por caso individualmente y determinadas patologías. "Nos preocuparemos de que la gente tenga la asistencia que toca", ha zanjado.