14 nov 2018 | Actualizado: 21:20

Menorca ponen en marcha plan para prevenir la depresión

Los centros de salud implicados atienden a una población de 87.455 habitantes

Miércoles, 30 de marzo de 2011, a las 18:31

Redacción. Palma
Cinco centros de salud de Menorca, que atienden a una población de 87.455 habitantes, pondrán en marcha un plan para la prevención de la depresión, lo que convierte a Baleares en la segunda comunidad española que lo desarrolla, después de Cataluña.

Vicenç Thomàs, consejero de Salud.

Según los datos epidemiológicos disponibles del Instituto Balear de Estadística de las Illes Balears (Ibestat), las cifras de suicidio desde 2005 hasta el año 2008, oscilan entre 65 y 80 suicidios anuales (5 o 6 mensuales), y son superiores los valores en hombres respecto de las mujeres.

En concreto, el proyecto -fomentado desde la Unión Europea y con el apoyo de la Consejería de Salud y Consumo- se llevará a cabo en los centros de salud de Dalt Sant Joan, Canal Salat, Es Banyer, Ferreries y Verge del Toro, según informa un comunicado del Gobierno.

Este plan nace de la propuesta de la Unión Europea (UE) de convertir la prevención del suicidio en una de las prioridades en el área de la salud mental, ya que constituye uno de los más graves problemas de salud pública en todo el mundo.

Para ello, la UE puso en marcha en diferentes países diversos planes piloto, como fue el caso de Alemania, que se llevó a cabo en un núcleo urbano de unos 200.000 habitantes (Proyecto Nuremberg), y dió eficaces resultados para prevenir conductas suicidas, según detalla el Govern.

El proyecto se basa en la reducción de tasas de conductas suicidas y los intentos de suicidio en la comunidad autónoma y en la mejora en el diagnóstico y los tratamientos de la depresión mediante un programa de intervención comunitario en diferentes niveles.

Para ello, más de 50 médicos en Menorca recibirán formación específica de esta enfermedad y se hará una campaña de información pública en medios de comunicación, formación de profesionales no sanitarios y una atención específica a grupos de riesgo.

Además, se evaluarán las diferentes variables relacionadas con los trastornos depresivos, consumo de fármacos, número de suicidios y tentativas suicidas en las Islas Baleares.