Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:00
Miércoles, 12 de febrero de 2014, a las 14:50

Redacción. Tenerife
La consejera de Sanidad, Brígida Mendoza, ha asegurado este miércoles que hasta el pasado 10 de febrero sólo había 42 pacientes en situación de alta médica en los hospitales públicos y con problemas sociosanitarios pendientes de derivación.

Brígida Mendoza, consejera de Sanidad.

Así lo ha aseverado en una comparecencia parlamentaria, a petición del Partido Popular, en relación a que los hospitales de Canarias tienen 400 camas bloqueadas en los hospitales de las islas con pacientes crónicos que siguen en los centros a pesar de estar dados de alta.

En su intervención, la consejera ha asegurado que la ocupación de camas por enfermos sociosanitarios con alta médica “no es nueva”. De hecho, ha detallado que en 2008 había 103 pacientes dados de alta con carácter sociosanitario en los hospitales públicos, 108 en 2009, 117 en 2010 y 95 hace solo un mes.

Brígida Mendoza ha destacado que la atención de los enfermos crónicos es “una prioridad” para la consejería, que cuenta con “numerosos programas y herramientas” para llevar a cabo una labor asistencial que el Ministerio “ha ido dejando cada vez más de lado”.

Mendoza ha  insistido, además, en que ya se está trabajando en la gestión de los enfermos crónicos, y ha añadido que el borrador del Plan de Salud --que próximamente será remitido al Consejo de Gobierno-- tiene como “prioridad absoluta” la atención de estos pacientes.

Mercedes Roldós, del Grupo Popular, ha afirmado que Canarias es una de las pocas comunidades autónomas que no cuentan con un plan de salud que permita corregir este bloqueo de camas hospitalarias, lo que achacó a la “incompetencia” de la consejera, por lo que ha pedido su cese.