Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Mendoza reitera que a pesar de la injusta financiación, siguen apostando por lo público

En 2014 contaron con 500 millones menos en sus presupuestos en relación a 2009

Jueves, 10 de julio de 2014, a las 13:35
Redacción. Tenerife
La consejera de Sanidad del Gobierno de Canarias, Brígida Mendoza, ha asistido a la jornada de la Sociedad Española de Salud Pública y Administración Sanitaria (Sespas), encuentro en el que se ha presentado el Informe 2014 de esta organización bajo el título Crisis económica y Salud. Mendoza ha reiterado que a pesar de la injusta financiación del Gobierno, siguen apostando por lo público.

Brígida Mendoza.

Brígida Mendoza ha explicado que "tras veinte años de transferencias sanitarias, la evolución de las prestaciones en nuestra comunidad autónoma ha progresado significativamente. Todo ello se ha podido conseguir gracias a la mejor baza de la sanidad canaria: los profesionales del Servicio Canario de la Salud". En relación al título del Informe Sespas 2014, "Crisis económica y salud", para la consejera de Sanidad "el reto que ahora se nos plantea es la sostenibilidad de este sistema en un marco de profunda crisis económica, en este nuevo panorama económico y social".

En relación al presupuesto global de la comunidad autónoma, el de la Consejería de Sanidad se ha ido aumentando paulatinamente en 2012 y 2013. "En 2014 hemos apostado nuevamente por la Sanidad, incrementando una vez más el presupuesto del Servicio Canario de la Salud con respecto al año anterior en un 1,65 por ciento y un peso específico dentro del global de la comunidad autónoma de un 42,76 por ciento. El gasto social es el área esencial de las cuentas públicas al destinar el Gobierno de Canarias el 70 por ciento del gasto a los servicios esenciales; es decir, 7 de cada 10 euros".

En relación al Gobierno de España, Brígida Mendoza ha explicado que "el sistema de financiación previsto por el Estado arroja una diferencia negativa para Canarias que es la factura que paga la comunidad autónoma, restando fondos de partidas de otras consejerías, para suplir las carencias del Estado. Este déficit es consecuencia de un sistema de financiación autonómica que perjudica y afecta gravemente a la sostenibilidad financiera de la comunidad autónoma canaria. En 2014, Canarias es la tercera comunidad autónoma peor financiada por parte del Gobierno de España, recibiendo 252 euros menos que la media que recibe cada español y 858 euros menos que la que recibe cada cántabro”.

“A ello hay que añadir el déficit de financiación histórico que mantiene el Gobierno de España con Canarias solamente en materia sanitaria, que ya asciende a 2.161 millones de euros. Dicho déficit ha alcanzado ya tal magnitud que casi podría corresponderse a nuestro presupuesto anual por lo que continuaré reclamándolo al Gobierno de España”, ha señalado Mendoza.

Ante estas situaciones, ha comentado la consejera de Sanidad que "el Gobierno de Canarias ha optado por un modelo en el que apuesta por mantener como públicos sus servicios sanitarios esenciales y por continuar manteniendo abiertos todos sus hospitales, centros de salud y urgencias. Y todo ello, a pesar de contar en 2014 con cerca de 500 millones de euros menos en sus presupuestos en relación a 2009”, ha concluido Mendoza.