Redacción Médica
18 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 18:45

Medio millón para impulsar la AP y mejorar las infraestructuras sanitarias

461.540 euros a la adquisición de material y mejorar la capacidad en los centros de salud

Lunes, 27 de enero de 2014, a las 11:54
Redacción. Oviedo
El consejero de Sanidad, Faustino Blanco, ha visitado este lunes el Hospital de Jarrio con motivo de la finalización de las reformas que se han acometido en el centro sanitario de referencia, fundamentalmente en el área de cocinas, y en doce centros sanitarios del área sanitaria I. En total, la Consejería de Sanidad y el Servicio de Salud del Principado de Asturias (Sespa) ha destinado 461.540 euros a diferentes obras de mejora en esta área sanitaria, y a la renovación de material y la adquisición de nueva tecnología destinada a la modernización de los hospitales y centros de salud.

Faustino Blanco.

“Tenemos un firme compromiso con la mejora de la atención primaria de salud y queremos que se visualice aquí, en un área sanitaria con una buena dotación tecnológica y que cuenta con muy buenos profesionales. A éstos, queremos plantearles nuevos proyectos para conseguir aumentar la capacidad de resolución de la atención primaria y ofrecerles un entorno en el que puedan seguir progresando en su labor profesional”, ha asegurado el titular de Sanidad.

En concreto, en el área I, las reformas han afectado a los centros de salud o consultorios de Luarca, Navia y Trevías; a los consultorios periféricos de Boal, Cadavedo, Figueras, Puerto de Vega, Castropol, y La Caridad; y a los consultorios locales de Illano y Grandas de Salime. La inversión global en estos centros ha sido de 69. 673 euros y las obras más importantes por volumen de inversión son las ejecutadas en el centro de Salud de Navia, al que se han destinado 26.260 euros para realizar mejoras relacionadas con el aislamiento y las redes de telecomunicaciones del centro.

En la mayor parte de los casos, las intervenciones tienen que ver con la introducción de mejoras de aislamiento, la accesibilidad, las redes de comunicación y cambios en la disposición de los espacios interiores que permiten una mayor confortabilidad para los pacientes y los profesionales.

En el Hospital de Jarrio, cabecera del área sanitaria I, Sanidad ha destinado casi 145.000 euros a renovar las cocinas. Los trabajos ejecutados incluyen una reforma integral de los espacios, mejora en el tren de lavado, cambio de la campana extractora y renovación de la instalación de electricidad, gas e incendios para adaptarlas a la actual reglamentación. “Esto pone de manifiesto que seguimos comprometidos con este hospital que otro gobierno socialista se encargó de poner en marcha hace ya 25 años”, ha explicado Faustino Blanco.

En total, se ha invertido en los últimos meses 214.504,07 euros en la mejora de las infraestructuras sanitarias del área I. El consejero de Sanidad resaltó que “junto con los nuevos proyectos que tenemos para la Atención Primaria son la mejor muestra del compromiso de este Gobierno por la equidad territorial y por seguir prestando una atención sanitaria de calidad en el occidente de Asturias”

Además, el Servicio de Salud ha dedicado 247.037 euros a la adquisición de material sanitario para el Hospital de Jarrio y para los diferentes centros de salud destinados fundamentalmente a mejorar la confortabilidad de los pacientes, a modernizar el equipamiento sanitario y a incorporar equipos que permitirán aumentar la calidad de la atención y la capacidad de resolución de los profesionales.
 
Estas inversiones forman parte de un ambicioso programa de  renovación y adquisición de nuevo material dotado con 5,7 millones de euros procedentes del presupuesto de 2013 y de la Ley de Endeudamiento que incluye la puesta en marcha de varios programas.

Todos ellos, están destinados a mejorar la calidad y la capacidad de resolución de los procesos en atención primaria como son el programa de retinografía digital para la detección de la retinopatía diabética, el programa de teledermatología basado en la capacidad de obtener y remitir imágenes útiles para el diagnóstico y seguimiento de la enfermedad; el programa de pruebas diagnósticas de descarte por imagen que prevé impulsar y mejorar el uso de los ecógrafos para agilizar y mejorar la precisión diagnóstica; y el programa de espirometrías en atención primaria que busca extender la utilización de la espirometría como prueba complementaria en la detección, diagnóstico, pronóstico y seguimiento de enfermedades respiratorias.

Paralelamente, la Consejería de Sanidad lleva invertidos más de dos millones de euros en diversas obras de renovación y mejora de los centros de salud y los hospitales del Principado, procedentes del presupuesto de inversiones de sanidad para el año 2013 y de la Ley de endeudamiento.