Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05
Jueves, 21 de noviembre de 2013, a las 12:35

Redacción. Cáceres
El Colegio de Médicos de Cáceres ha criticado este jueves que el Servicio Extremeño de Salud (SES) "dificulta" la formación continuada de los colegiados mediante una norma en la que, según ha dicho, se determina "descontar en nóminas" las horas que estos profesionales dedican a dicha formación.

Carlos Arjona.

Con esta medida el órgano colegial y su Junta Directiva cacereña considera que se "están vulnerando los derechos que tienen los profesionales a los permisos de formación".

En una nota de prensa, el Colegio de Médicos de Cáceres señala que, si el SES "no tiene presupuesto" para realizar actividades formativas para las distintas especialidades médicas o becas para los profesionales, debe autorizar, "sin descuento en las retribuciones", la asistencia a cursos y congresos organizados por sociedades científicas y colegios de médicos relacionados con sus puestos de trabajo".

De la misma forma, añade que, para evitar una "sobrecarga" de trabajo al resto del equipo, "se debe sustituir a los profesionales que asistan a las actividades formativas".

Según ha explicado el colegio cacereño, la medida propuesta por el SES está integrada en las instrucciones de 8 de mayo de 2013, de la Secretaria General, sobre régimen aplicable de permisos y vacaciones al personal del Organismo Autónomo.

Este acuerdo contempla que "para facilitar la formación profesional y el desarrollo personal estatutario podrá concederse permiso, percibiendo sólo retribuciones básicas, de hasta 40 horas/año para asistencia a cursos o la carrera profesional, previo informe favorable del superior jerárquico y condicionado a las necesidades del servicio".

Según afirma el presidente del Colegio de Médicos de Cáceres, el doctor Carlos Arjona, el SES debe "promover la formación médica continuada y facilitar el desarrollo docente y científico de los médicos colegiados porque la actualización de conocimientos que se adquiere en estos cursos y congresos repercute de forma directa y favorable en la atención sanitaria de los pacientes" por ello indica que en lugar de "poner trabas se debería potenciar la asistencia por no suponer ningún gasto si no un beneficio".

Asimismo añade que "es obligación ética y legal", tal y como la Ley 44/2003 de 21 de noviembre, de ordenación de las profesionales sanitarias (LOPS), que los médicos mantengan una formación "continua y permanente", dada la "rápida" evolución de las ciencias médicas, "lo que conlleva un elevado nivel de exigencia para evitar que sus conocimientos científicos queden desfasados y poder conocer así, lo que se está haciendo en otros centros sanitarios, regiones o países".