Redacción Médica
23 de julio de 2018 | Actualizado: Domingo a las 19:30
Miércoles, 18 de septiembre de 2013, a las 19:16

Enrique Pita. Madrid
Los ministros de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, Ana Mato, y de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, han defendido en el Congreso de los Diputados las políticas del Gobierno en materia de dependencia e I+D en respuesta a sendas preguntas formuladas por diputados del PSOE.

Ana Mato y Luis de Guindos.

“El Gobierno está haciendo sostenible la sanidad y también garantiza la atención a las personas dependientes, en especial a aquellos que más lo necesitan”, ha asegurado Mato, que ha echado en cara a la exministra socialista Trinidad Jiménez la gestión del anterior Gobierno. “Nos dejaron un sistema sociosanitario en quiebra”, ha apuntado, y ha echado mano del argumentario habitual: “cuando llegamos al Gobierno nos encontramos una deuda de 1.000 millones con la Seguridad Social y un Sistema de Atención a la Dependencia (SAAD) colapsado”.

“Para mí la dependencia ha sido y es una prioridad”, ha dicho Mato, que ha señalado que el 75 por ciento del presupuesto total del Ministerio se dedica a dependencia, “y además hoy el SAAD es más transparente, más simple, está ordenado y hemos mantenido todo el catálogo de prestaciones e incluso hemos mejorado los servicios establecidos por la ley”.

Trinidad Jiménez no ha dudado en lanzar la guerra de cifras. Así, ha señalado que “la semana pasada”, a través de datos publicados por el propio ministerio, “supimos que hay 40.800 dependientes que han sido expulsados del sistema”. Además, ha asegurado que según estos mismos datos, hay 31.000 dictámenes menos, 28.000 solicitudes menos, y 81.000 personas con derecho a prestación menos. “Me gustaría que alguna vez opinara de algo”, ha espetado a la ministra, que ha contestado al ataque: “Un dato real y no uno falso como el que usted proporciona es que 132.000 personas se han incorporado al Sistema de Atención a la Dependencia y la lista de espera se ha reducido en casi 100.000 personas”, ha asegurado Mato.

“Estamos dando soluciones a demandas históricas de los investigadores”

Por su parte, el ministro de Economía y Competitividad, Luis de Guindos, ha reiterado que en 2014 habrá un incremento de los presupuestos de I+D+i, “por lo que habrá más dinero para convocatorias, para el Consejo Superior de Investigaciones Científicas (CSIC), etc”. Así, ha asegurado que el Gobierno está “dando soluciones a demandas históricas del colectivo investigador”, y ha apuntado que “en la convocatoria Ramón y Cajal se ha incrementado la financiación hasta 54 millones, triplicando la dotación para proyectos y aportando 100.000 euros para su contratación indefinida”; además, ha señalado que “los contratos predoctorales han dejado de ser becas y se benefician de la cotización a la Seguridad Social desde el primer día”.

Sin embargo, la diputada socialista María González ha recordado al ministro que en 2012 anunció que los presupuestos de 2013 incrementarían la partida para I+D, “y no fue así”. “La ciencia no necesita titulares que no se cumplan, sino buenas noticias”. En este sentido, ha señalado que “hace 14 meses anunció la creación de la Agencia Estatal de Investigación que recoge la Ley de Ciencia; hoy se están incumpliendo la ley y su palabra”. Además, ha apuntado que “no es buen futuro el que ofrecen a la comunidad científica con falsos titulares”, y ha señalado que “desde mayo llevan asegurando que van a resolver la situación del CSIC, pero a día de hoy no está resuelta”. Y ha continuado diciendo que durante 2013 “no ha salido la convocatoria del Plan Nacional, “y aunque se diera”, los beneficiarios “no tendrían a 1 de enero el dinero que necesitan para investigar”, y ha concluido preguntando si “es atraer o retener talento que las pocas convocatorias que salen lo hagan con 9 meses de retraso”, en referencia a las Juan de la Cierva o las Ramón y Cajal.