Redacción Médica
20 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 19:00
Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Redacción. Guadalajara
El esfuerzo presupuestario del Gobierno de Castilla-La Mancha en materia sanitaria y de servicios sociales supondrá un gasto del 10 por ciento del Producto Interior Bruto regional, lo que la mantiene como "una de las regiones que mayor esfuerzo inversor" en este sentido, según destacó la diputada regional del PSOE, Matilde Valentín, que remarcó que este dato contrasta con los presupuestos de las regiones gobernadas por el Partido Popular, como la Comunidad de Madrid, "que destina a estos ámbitos el 4,46%".

Matilde Valentín.

Según recordó, el próximo año, el Gobierno regional mantendrá la línea de ayudas entre 400 y 1.000 € para incrementar casi un 2% las pensiones de viudedad y las no contributivas, que son las más bajas que perciben sus beneficiarios. "Nuestra región es una de las pocas Comunidad Autónomas que tienen implantado este complemento, que aumentan estas rentas con respecto a la media nacional".

“Son unas cuentas profundamente sociales puesto que destinan casi 70 € de cada cien a financiar la sanidad, la educación y los servicios sociales. En lo que va de legislatura, el presupuesto educativo se ha incrementado un 19%, el sanitario lo ha hecho en un 14% y el acumulado en servicios sociales ha aumentado un 35%. Gracias al esfuerzo inversor, el próximo año la cobertura de servicios a personas mayores seguirá siendo la más amplia de España y la que más dinero destinará a este fin en relación con el PIB, hasta el 0,79%”, señaló Valentín.

Por otra parte, indicó que hay Comunidades Autónomas gobernadas por el PP que dedican a este menester la cuarta parte de lo que le dedicamos nosotros. Por eso, el presupuesto de 2011 también va a permitir que Castilla-La Mancha siga siendo la segunda región en cobertura de plazas residenciales para personas mayores o de teleasistencia. A modo de ejemplo, el programa de ayuda a domicilio para mayores o discapacitados está prestando más de cinco millones de horas al año”, ha sentenciado.