Redacción Médica
21 de septiembre de 2018 | Actualizado: Viernes a las 19:50

Matas asegura que nunca dio órdenes para amañar la adjudicación de Son Espases

Afirma que se preocupó por que el proceso fuese “pulcro y objetivo”

Martes, 30 de septiembre de 2014, a las 14:22
Redacción. Palma de Mallorca
El expresidente del Govern, Jaume Matas, ha asegurado este martes ante el fiscal anticorrupción, Pedro Horrach, que nunca dio órdenes para que fuese amañado el proceso de adjudicación del hospital Son Espases, cuya concesión se produjo en favor de Dragados en 2006, durante su último mandato (2003-2007), según fuentes de la investigación.

Jaume Matas, expresidente del Govern de Baleares.

En calidad de imputado e interrogado durante hora y media en la cárcel de Segovia, Matas ha declarado que se preocupó por que el procedimiento administrativo fuese "pulcro y objetivo".

El expresidente ha negado que hubiese efectuado presiones con el objetivo de alterar las puntuaciones obtenidas por cada una de las mercantiles que concurrieron, rebatiendo así la confesión efectuada por Aina Castillo, su exconsejera de Salud, quien aseveró ante el fiscal haber recibido indicaciones de Matas para que el concurso fuese manipulado.

Asistido por la letrada Pilar Gómez Pavón, el exmandatario ha manifestado que no son ciertas las acusaciones de la exconsellera, incidiendo de hecho en que él mismo veló por que el proceso de adjudicación se llevase a cabo conforme a la legalidad.

Las investigaciones se encuentran bajo secreto de sumario y por el momento, en manos de la Fiscalía Anticorrupción de Baleares, a la espera de que ésta interponga una querella (previsiblemente antes de finales de año), contra quienes presuntamente participaron en la manipulación del proceso. A partir de ahí, las pesquisas quedarán judicializadas y un juez de instrucción se hará cargo de las mismas, según las mismas fuentes.

Villar Mir y Florentino

Este pasado lunes también ha sido interrogado como imputado el presidente de Obrascón Huarte Lain (OHL) y exministro, Juan Miguel Villar Mir, quien negó un presunto amaño y que desde su empresa se hubieran pagado comisiones para que resultase ganadora. Durante su comparecencia ante Horrach se definió como un empresario "honrado". Según fuentes de las pesquisas, Villar Mir continuará encausado en estas diligencias.

También declaró, como testigo, el presidente de Actividades de Construcción y Servicios (ACS) y del Real Madrid, Florentino Pérez, quien aseguró no saber nada de las presuntas irregularidades cometidas, desvinculándose de este modo de cualquier tipo de ilicitud que hubiera podido producirse durante la tramitación del contrato de obras y explotación del centro hospitalario, que recayó finalmente en manos de su grupo.