22 nov 2018 | Actualizado: 11:35

Más de una treintena de médicos protestan por las deficiencias de Son Espases

Según el Sindicato Médico hay unos diez quirófanos que no están operativos

Martes, 11 de enero de 2011, a las 18:23

Isidro Torres, presidente del Sindicato Médico de Baleares.

E.P. Palma
Más de una treintena de facultativos se han concentrado frente al nuevo hospital de referencia de Son Espases para protestar por las deficiencias que presenta la nueva infraestructura como consecuencia de “las prisas” con las que se ha llevado a cabo el traslado, según ha señalado el presidente del Sindicato Médico de Baleares, Isidro Torres.

En declaraciones a Europa Press, Torres ha subrayado que, si bien estas deficiencias no revierten gravedad sobre la salud de los pacientes, sí que suponen la ralentización del trabajo diario de los médicos que provoca retrasos en la asistencia sanitaria.

Así, ha nombrado entre las deficiencias detectadas en Son Espases problemas técnicos con el sistema de megafonía o el informático, así como en las áreas de cuidados intensivos o hemodiálisis. Asimismo, ha puntualizado que también se han encontrado defectos, como por ejemplo humedades, en algunos quirófanos.

En este sentido, ha dicho que una gotera provocó el desplome de parte del techo de uno de los quirófanos, que en ese momento no estaba siendo utilizado. Torres ha concretado que actualmente hay unos diez quirófanos que no están operativos por presentar deficiencias, que esperan se resuelvan a lo largo de este mes.

El presidente del Sindicato Médico ha enfatizado que este tipo de problemas son normales en un traslado de estas características, si bien ha insistido en que, si se hubiera realizado “en otras condiciones” y no de una manera tan “precipitada”, los efectos de los mismos se podrían haber minimizado para facilitar la labor de los facultativos.

“El hospital no se ha chequeado adecuadamente en sus diferentes departamentos”, ha remarcado Torres, quien ha exigido a la dirección del hospital que se pida a la empresa encargada que repare las deficiencias registradas con la mayor premura posible.

En cualquier caso, Torres ha apostillado que no le cabe “la menor duda” de que todos estos problemas se irán solucionando. Los médicos, por su parte, han asegurado que continuarán concentrándose cada mañana frente a las puertas de Son Espases hasta que consideren que pueden realizar su trabajo en las condiciones adecuadas.