Redacción Médica
25 de septiembre de 2018 | Actualizado: Lunes a las 19:05

Más de 60 sanitarios participan en un taller sobre diabetes

Entre 22 y 26 menores de 15 años de cada 100.000 padece algún tipo de diabetes en España, según la presidenta de la SEEP

Lunes, 07 de febrero de 2011, a las 18:04

Redacción. Palma
Los casos de diabetes en la población infantil y juvenil española se ha triplicado en los últimos diez años, según han asegurado varios expertos que participan en el taller teórico de diabetes que, organizado por el Hospital Son Espases, se ha desarrollado en las salas de formación del Colegio de Médicos de las Islas Baleares (Comib).

María Caimari y Mirentxu Oyarzábal.

Según ha explicado durante la conferencia inaugural del taller Mirentxu Oyarzábal, especialista en Endocrinología Infantil del Hospital Virgen del Camino de Pamplona y presidenta de la Sociedad Española de Endocrinología Pediátrica (SEEP), entre 22 y 26 menores de 15 años de cada 100.000 padece algún tipo de diabetes en España.

Oyarzábal ha alertado del incremento que esta enfermedad está teniendo, sobre todo en la población infantil y juvenil, rango en el que “la incidencia se ha multiplicado por tres en los últimos diez años”. Las razones, según la experta, debemos buscarlas en los cambios de hábitos. Mientras que la diabetes tipo I tiene un origen ligado a factores genéticos, la tipo II, la que más está aumentando, está generada por la obesidad, que a su vez “es fruto de los cambios de estilos de vida”.


La presidenta de la SEEP ha afirmado que la diabetes tipo II “es una enfermedad clarísimamente en aumento, que cada vez se da en personas más jóvenes”. Por ello, la experta ha recomendado “estar alerta para conseguir un diagnóstico precoz de la diabetes”, algo que se puede conseguir “con pruebas diagnósticas muy sencillas”.

Durante el taller, al que asisten más de 60 profesionales, María Caimari, especialista en Pediatría del Hospital Son Espases, ha indicado la labor que lleva a cabo la Unidad de Endocrinología Pediátrica de Son Espases, y ha destacado la importancia de que el niño con diabetes “no se sienta como un niño especial, por lo que hay que ayudarle a que pueda llevar el control de la enfermedad con normalidad”.