14 nov 2018 | Actualizado: 19:10

Más de 4.000 inscritos en el registro de instrucciones previas

A Coruña es la provincia con más personas en este listado

Domingo, 24 de agosto de 2014, a las 15:05
Redacción. Madrid
El registro instrucciones previas gallego ha alcanzado la cifra de 4.028 personas inscritas que han expresado de forma anticipada su voluntad sobre los cuidados y el tratamiento de su salud o, una vez llegado el fallecimiento, el destino de sus órganos y cuerpo.

La Consejería de Sanidade ha asegurado este domingo a través de un comunicado que muestran una mayoría de mujeres, en concreto, el 63 por ciento (2.533), mientras que el resto, 37 por ciento, son hombres (1.495).

Por provincias, A Coruña ha sido la que ha recibido más inscripciones, sus habitantes, los más activos, han alcanzado la cifra de 1.865. Le sigue Pontevedra, con 1.257, Lugo, con 458, Ourense, con 439, a las que se suman nueve personas residentes fuera de Galicia.

Por grupos de edad, la mayor parte de las personas que realizan la inscripción tienen más de 50 años (2.566 personas). En la franja comprendida entre 31 y 50 años, hay 1.229 personas registradas y entre 18 y 30 años, se han formalizado 233 documentos.

Respecto al proceso, el 72 por ciento de los registros se han realizado ante testigos y el 28 por ciento ante notario. La mayoría, el 89 por ciento de los inscritos, ha nombrado un representante como interlocutor.

Proceso de inscripción

Sanidade ha vuelto a explicar este domingo que las solicitudes de inscripción pueden presentarse en el registro gallego de instrucciones previas que se encuentra en los servicios centrales del departamento en Santiago o en cualquiera de sus unidades.

Además, los interesados también se puede acudir a los servicios de atención al paciente de los hospitales Arquitecto Marcide de Ferrol y al Clínico de Santiago, y a las jefaturas territoriales provinciales de la Consellería.
El documento deberá estar formalizado en los registros oficiales ante tres testigos mayores de edad con plena capacidad de obrar, de los que mínimo dos, no podrán tener relación de parentesco hasta segundo grado por consanguinidad o afinidad, ni estar vinculadas por relación patrimonial con la persona firmante. Así, también se podrá formalizar ante notario sin la presencia de testigos.