16 dic 2018 | Actualizado: 12:05

Más de 300.000 visitas aúpan a Sanidad a la cabeza del ingreso domiciliario

Más del 40% de esta actividad en España se lleva a cabo en la autonomía

mar 22 abril 2014. 19.09H
Redacción. Valencia

El consejero de Sanidad, Manuel Llombart.

La Consejería de Sanidad de la Generalitat Valenciana ha registrado en 2013 más de 318.600 visitas en la modalidad asistencial de hospitalización domiciliaria, atendida por personal médico y enfermero, para mejorar la comodidad de los pacientes y contribuir a humanizar el servicio sanitario, según han informado fuentes de la Generalitat.

Tal y como ha señalado el consejero de Sanidad, Manuel Llombart, “actualmente la Comunidad es la autonomía española con mayor capacidad en hospitalización domiciliaria con una cobertura de más del 90 por ciento de la población”.

La modalidad de hospitalización domiciliaria consiste en proporcionar en el propio domicilio del paciente la asistencia integral y personalizada necesaria con niveles de diagnóstico, tratamiento o cuidados similares a los dispensados en el hospital y con el apoyo de la persona cuidadora. “Se trata de una alternativa al tratamiento en los centros sanitarios que favorece la personalización y humanización de los cuidados, y facilita el retorno temprano del paciente a su domicilio manteniendo la calidad asistencial”, ha explicado el Llombart.

En la actualidad, más del 40 por ciento de la actividad de hospitalización a domicilio en España se desarrolla en la Comunidad, y mediante esta modalidad se gestiona el equivalente a 1.400 camas hospitalarias.

“Desde la Consejería trabajamos cada día por ofrecer al paciente, como eje del sistema sanitario, todas las herramientas a nuestro alcance para mejorar la calidad de su atención y hacerla más cercana; en este propósito, la hospitalización domiciliaria es un buen ejemplo”.

El consejero ha explicado que con esta modalidad se consiguen varias ventajas desde el punto de vista terapéutico para el paciente, como “humanizar” el proceso terapéutico, ya que se recupera en su entorno, y disminuir las complicaciones propias de los hospitales, como pueden ser las infecciones nosocomiales. “En definitiva, una sanidad pensada para el paciente, como es la voluntad del Consejo”, ha manifestado.

Sanidad trabaja en la actualidad en potenciar las UHD pediátricas y el tratamiento posquirúrgico en las UHD de adultos. “De esta manera cada vez más pacientes podrán beneficiarse de la asistencia en sus domicilios, lo que repercutirá en la mejora de la calidad de su atención”, ha explicado Llombart.

“En la actualidad y en los países de nuestro entorno, todas las instituciones con responsabilidad en la gestión y la salud de los ciudadanos están promoviendo alternativas a la hospitalización tradicional”, ha resaltado.

Es decir, ha añadido el consejero, “fomentan la ambulatorización del paciente, estableciendo mecanismos asistenciales que permiten al paciente volver a su casa tras recibir el tratamiento en los casos que así esté indicado”. Para el titular de Sanidad, “esto supone no sólo un cambio en el concepto de asistencia, sino un uso más eficiente de los recursos y una recuperación más rápida y humanizada del paciente, que se recupera en su entorno habitual”.

Según ha resaltado el consejero, “estamos pasando del modelo asistencial tradicional a otro que pivote en el paciente y su entorno; un modelo que le proporcione las herramientas necesarias para autogestionar su enfermedad, y en este sentido la actividad ambulatoria implica seguridad para el paciente”.

Cirugía Mayor Ambulatoria

Otra alternativa a la hospitalización tradicional es la Cirugía Mayor Ambulatoria (CMA). Esta modalidad permite al paciente, siempre que clínicamente así esté indicado, recibir el alta tras la intervención para reincorporarse a su quehacer habitual y evitar las molestias que conlleva un ingreso hospitalario.

Durante 2013 se realizaron más de 140.800 operaciones bajo esta modalidad en toda la Comunidad. Por otro lado, destaca que en el ámbito de la atención primaria y atención continuada las visitas médicas a domicilio han experimentado un salto cuantitativo. De 225.584 visitas registradas en 2008 se ha pasado a 323.583 en 2013.