16 nov 2018 | Actualizado: 00:00

Salud acerca los servicios de fisioterapia a más de 26.000 pacientes del medio rural

La Consejería ha firmado acuerdos con los ayuntamientos de Castejón de Sos y Fuentes de Ebro y con la comarca de Daroca

Martes, 22 de marzo de 2011, a las 17:35

Luisa Noeno, consejera de Salud.

Redacción. Zaragoza
Más de 26.000 pacientes de 64 municipios se verán beneficiados por los convenios suscritos por la Consejería de Salud, que dirige Luisa Noeno, a partir de los cuáles se evitará el desplazamiento a hospitales de referencia para recibir sesiones de fisioterapia y rehabilitación. Los protocolos de colaboración se han firmado con el presidente de la Comarca de Daroca, Miguel Hernández, la alcaldesa de Castejón de Sos, María Pellicer y la de Fuentes de Ebro, Pilar Palacín.

El acuerdo alcanzado por el Departamento de Salud y Consumo garantizará en estas zonas rurales de Aragón la realización del tratamiento ambulatorio de fisioterapia a aquellos pacientes que hayan superado un proceso agudo pero que requieran todavía atención sanitaria para mejorar su calidad de vida y su estado funcional.

De esta manera el Gobierno de Aragón quiere integrar en una única red todos aquellos recursos y dispositivos de carácter público que oferten sus servicios en todo Aragón y especialmente en aquellas comarcas y poblaciones que, por su distancia al hospital de referencia, puedan tener mayor dificultad en llevar a cabo los traslados.

Los tratamientos de fisioterapia y rehabilitación suelen suponer varias sesiones de trabajo por lo que el número de traslados desde localidades del medio rural a los hospitales de referencia son mayores que en otras consultas de Atención Especializada.

Con esta medida no sólo se evitarán numerosos desplazamientos sino que también se logrará acercar cada vez mayor número de recursos sanitarios a las poblaciones alejadas de los grandes núcleos y la optimización de los recursos mediante la colaboración de las administraciones públicas.

Calanda ya trabaja con este modelo

Noeno ha recordado que en Calanda se está trabajando con un convenio de similares características y ha explicado que “los resultados de esta experiencia son los que nos han llevado a estudiar qué oportunidades teníamos para implantar este modelo en otras zonas y hacer más eficiente y sostenible el sistema sanitario”.

En este sentido ha adelantado que otras poblaciones en Aragón están preparándose “para seguir implantando este modelo que es innovador y que abre un camino importante para hacer mejor la fisioterapia en el medio rural”.