Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Miércoles a las 19:50

Más de 220 pacientes extremeños esperan la donación de un órgano

La asociación insiste en la importancia de dejar “claro” a la familia la voluntad de ser donante

Viernes, 27 de mayo de 2011, a las 15:49

José A. Sánchez Lancho, presidente de Alcer-Cáceres.

Redacción. Mérida
Más de 220 pacientes espera en la actualidad la donación de un órgano en Extremadura, según Alcer Cáceres, que recuerda la importancia que el acto de “solidaridad” de donar órganos tiene para “poder dar vida a los demás”.

“La vida está por encima de circunstancias puntuales y en los momentos difíciles todos debemos mantener con firmeza la solidaridad a la hora de poder dar vida a los demás, porque cualquiera de nosotros podría necesitar mañana que alguien tuviera con él ese mismo gesto de generosidad”, ha declarado en nota de prensa el presidente de Alcer Cáceres, José Antonio Sánchez Lancho.

Asimismo, ha destacado que es “muy importante” también dejar “claro” a la familia la voluntad de ser donante. “En demasiadas ocasiones los familiares de un fallecido desconocían su voluntad sobre si quería o no donar sus órganos y ese desconocimiento, puede traducirse en la pérdida de la oportunidad de mantenerse con vida para otras personas”, ha señalado con motivo del Día Nacional del Donante, que se celebra el 1 de junio.

“Igualmente, ha añadido , ser portador de la tarjeta de donante permite a médicos y familiares estar informado de la voluntad del fallecido, pero insiste en que esta tarjeta no es decisiva”.

Según la normativa vigente la tarjeta de donante es una intención que debe ser “corroborada” por la familia, porque ésta es la que finalmente concede o no el permiso. Sin embargo, indica que está comprobado que ante la presencia del carnet de donante “pocas familias se niegan a contravenir la voluntad del fallecido”.

Por otra parte, como actividades previstas para el Día Nacional del Donante, Alcer Cáceres instalará dos mesas informativas en el Paseo de Cánovas de la capital cacereña y una en la Calle San Antón (Caja Extremadura).