Redacción Médica
23 de septiembre de 2018 | Actualizado: Domingo a las 18:00

Manises rebaja 28 minutos la espera de los pacientes leves del Servicio de Urgencias

Las patologías respiratorias y el dolor abdominal o torácico han suscitado las atenciones más frecuentes

Viernes, 12 de junio de 2015, a las 13:02
Redacción. Valencia
El Servicio de Urgencias del Hospital de Manises ha conseguido dar más agilidad a los pacientes que acuden a sus Urgencias, al registrar tiempos de espera mínimos durante el primer cuatrimestre del año. Así, en los casos que revisten menor gravedad y que, por lo tanto, tienen una prioridad más baja que los casos graves, se ha logrado que la atención médica se realice a los 28 minutos de la llegada al centro.

Pedro Rollán.

Estos tiempos son relativos a pacientes clasificados como leves o muy leves que suelen suponer el 52 por ciento de las atenciones. En el caso de la atención a pacientes graves y muy graves, igual que ocurre en otros centros hospitalarios, esta se produce de manera inmediata y sin ningún tipo de espera.

En lo que respecta a la atención pediátrica, el dato es aún más ajustado, pues la espera media es de apenas 20 minutos para aquellos niños que llegan al centro en estado leve o muy leve, ya que los casos graves se atienden inmediatamente. “Se trata de un dato extraordinario. Lograr esta agilidad en los tiempos ha sido posible gracias a las mejoras implantadas en el servicio, la dotación de la plantilla y a su grado de especialización en urgencias, y al uso de las nuevas tecnologías de la información para la coordinación ágil de las atenciones”, explica el director médico del centro, Pedro Rollán.

Además de contar con tiempos de espera muy bajos para la atención médica, el servicio también dispone de buenos datos en los tiempos de clasificación de los pacientes, el conocido como triaje. “La clasificación del triaje se produce unos 7 minutos después de que el paciente se haya registrado en admisión, una cifra totalmente equiparada con informes nacionales que recogen estos datos”, explica Rollán.