Redacción Médica
22 de julio de 2018 | Actualizado: Sábado a las 20:00

Madrid promueve el desarrollo de proyectos de tecnología biomédica innovadores

El objetivo es concretar sus ideas originales y convertirlas en productos con un impacto real

Martes, 14 de mayo de 2013, a las 18:14

Redacción. Madrid
El Consorcio Madrid–MIT M+Visión, fruto de la alianza entre la Consejería de Educación, Juventud y Deporte de la Comunidad de Madrid y el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) vuelve a la región para recopilar ideas en tecnología biomédica, con motivo de la edición 2013 del programa IDEA2 Madrid. Esta iniciativa pretende ayudar a que los emprendedores e innovadores emergentes centrados en tecnología biomédica consigan transformar sus ideas en proyectos plenamente desarrollados e incluso en nuevas empresas.

Mediante una red de mentores –denominados catalizadores- y la organización de encuentros con expertos y múltiples colaboradores, los proyectos seleccionados reciben consejo y asesoría para poder concretar sus ideas originales y convertirlas en productos con un impacto real. Además, los proyectos premiados pueden también optar a becas del Consorcio M+Visiónpara poder interactuar de primera mano con los colaboradores que están en el extranjero.

Según Julio Mayol, co-director del Consorcio y director de la Unidad de Innovación del Hospital Clínico Universitario San Carlos, “M+Visiónse centra básicamente en reforzar el ecosistema madrileño de innovación, identificando ideas que puedan llegar a tener un impacto real y favoreciendo contactos que permitan que esa innovación sea posible. Los mentores y el resto de relaciones profesionales que IDEA2 Madrid favorece sientan precedente en la región y podrían, de hecho, ser un modelo para transformar ideas en innovación real, de manera global”.

Gran parte del éxito de toda iniciativa de investigación radica en detectar carencias médicas que sea necesario resolver, y conseguir abordar esa solución de forma práctica. El programa IDEA2 Madrid está diseñado para permitir que jóvenes innovadores –estudiantes universitarios y de escuelas de negocio, post-docs y profesionales con poca experiencia- accedan a un proceso y una estructura que les guíe, asesore y apoye en la definición del problema y el desarrollo de la solución.