Redacción Médica
17 de julio de 2018 | Actualizado: Martes a las 17:20

Luz verde al cobro de 12.110 millones de deuda sanitaria

El 73 por ciento de las facturas presentadas por las comunidades corresponde a proveedores sanitarios

Miércoles, 27 de junio de 2012, a las 17:58
María Márquez / Javier Leo. Madrid
El Ministerio de Hacienda y Administraciones Públicas ha anunciado este miércoles el comienzo del pago de la deuda a los proveedores de las comunidades autónomas. Según cifras facilitadas por el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, de los 17.718 millones de euros que el Gobierno destinará al pago de facturas atrasadas de las comunidades, 12.110 millones, el 73 por ciento, corresponden a proveedores del sector sanitario.

Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda y Administraciones Públicas.

En total, Hacienda prevé que esta inyección beneficie a más de 29.000 proveedores, dos tercios de los cuales son pequeñas y medianas empresas. Según los datos oficiales, el 90 por ciento de las facturas que se satisfarán con estos fondos son de menos de 10.000 euros, unas facturas que, sumadas a los 9.300 millones del plan municipal, permitirán "salvar más de 100.000 puestos de trabajo", tal y como ha afirmado Cristóbal Montoro, ministro de Hacienda. Desde Sanidad admiten que la deuda en Sanidad es algo superior (en torno a los 16.000 millones) y que algunos proveedores sanitarios puede que hayan renunciado al Plan. En este último caso, matizan, “cobrarán, pero más tarde”.

La mayoría de las comunidades autónomas suscritas (todas salvo Galicia, Navarra y País Vasco) esperan liquidar el total de sus deudas antes de que concluya la primera semana del mes de julio. En este sentido, varias autonomías han hecho públicas sus cuentas “al por menor", como Andalucía, que adeuda un total de 2.699 millones de euros, de los cuales el Servicio Andaluz de Salud (SAS) acapara el 95 por ciento de las facturas pendientes de pago y el 80 por ciento del volumen de gasto (unos 2.300 millones). La Comunidad Valenciana destaca por aportar la deuda total más abultada (4.354 millones), con “facturas en los cajones, básicamente procedentes de la sanidad” por un valor aproximado de 1.850 millones.

Algunas autonomías con un volumen "significativo" de pagos sin efectuar, como Castilla-La Mancha, Cataluña o Murcia, solo han aportado la cifra total de deuda, sin especificar la sanitaria, con unos montantes de 2.918, 2.020 y 1.037 millones de euros, respectivamente. Por su parte, otras como Madrid o Castilla y León han remitido facturas sanitarias por valor cercano a los 1.100 millones de euros (85% de los 1.263 millones totales) y aproximadamente 950 millones (95% de los 1.052 millones totales), respectivamente. Por su parte, el Gobierno de Baleares prevé liquidar esta misma semana más de 217.805 facturas del ámbito sanitario (88,9 por ciento del total) de los proveedores que se han acogido al plan extraordinario de financiación, y que suponen un desembolso de 557.061.000 euros (66,12 por ciento del total de la deuda, que asciende a 842 millones).

También han presentado su deuda detallada en sanidad las comunidades de Aragón (unos 380 millones en sanidad, de 428 totales), Cantabria (cerca de 250 millones correspondientes al SCS del total de 326 millones presentados), Canarias, (194 de los 231 millones totales) y La Rioja (unos 40 millones del Seris del total de 70). Extremadura, asimismo, solo ha informado de una deuda total de 227 millones de euros, sin especificar lo que corresponde al Servicio Extremeño de Salud (SES), al igual que Asturias, con una deuda global de 243 millones de euros.