Redacción Médica
19 de julio de 2018 | Actualizado: Jueves a las 11:50

La ley para profesionalizar a los cargos directivos públicos inicia su andadura

El objetivo es que los directivos tengan una doble función: desarrollar el programa político del Gobierno y dirigir organizaciones públicas

Martes, 01 de julio de 2014, a las 20:07
Redacción. Barcelona
La Generalitat de Cataluña ha aprobado la memoria preliminar de la ley que profesionalizará los cargos directivos de la comunidad, pensado para "los cargos que están situados en la franja intermedia existente entre los puestos propios de la función pública y los órganos de decisión política".

Artur Mas, presidente de la Generalitat de Cataluña.

La ley aspira a regular temas como las funciones, derechos y deberes del directivo público; el sistema de acceso a la dirección pública profesional; el sistema de vinculación del directivo con la administración y el sistema de salida de la dirección pública.

Esta iniciativa, explican desde la Generalitat, “pretende institucionalizar la dirección pública profesional como el conjunto de principios de actuación, funciones, facultades y responsabilidades atribuibles a una nueva categorización de puestos de trabajo, situada en la franja intermedia existente entre los lugares propios de la función pública y los órganos de decisión política”.

A su juicio, un sistema de dirección pública profesional “exige demostrar unas determinadas competencias para el acceso y se mantenidas y renovadas durante su ejercicio”. Para ello, la ley incluye la evaluación periódica del directivo, que supone al mismo tiempo la evaluación del funcionamiento de los servicios bajo su responsabilidad.

Las personas que se sitúen en este espacio intermedio, con competencias acreditadas y acreditables, tendrán una doble función: “desarrollar el programa político del Gobierno y dirigir organizaciones públicas”, indican. “El compromiso y la alineación de los directivos públicos en la gestión del cambio”, añaden desde la Generalitat, “constituyen una de las claves del éxito de la reforma de la Administración pública y de su sector público”.