Redacción Médica
19 de septiembre de 2018 | Actualizado: Martes a las 19:05

Los usuarios del Espinardo “se han adaptado perfectamente a sus nuevos centros”, según Lorenzo

La consejera afirma que “están mejor que estaban, en instalaciones más modernas”

Jueves, 02 de octubre de 2014, a las 11:30
Redacción. Murcia
La consejera de Sanidad y Política Social, Catalina Lorenzo, en su comparecencia ante el Pleno de la Asamblea Regional para explicar el proceso de reubicación de los usuarios del Centro Ocupacional de Espinardo y la situación actual en la que se encuentran transcurrido un año desde que el centro cesó su actividad, ha asegurado que  “se han adaptado perfectamente a sus nuevos centros y espacios”, en los que desarrollan sus actividades con total normalidad, remarcando que “todo se realizó de manera planificada, garantizando y protegiendo el interés, bienestar y mejor atención de todos los usuarios”.

Catalina Lorenzo, consejera de Sanidad y Política Social.

Según ha explicado la consejera, el Espinardo fue un complejo social que históricamente reunía a enfermos mentales, mayores dependientes y personas con discapacidad a los que, poco a poco, la comunidad ha ido desalojando porque el conjunto de edificios, que datan de la década de los 60-70, no reunía las condiciones adecuadas para la prestación de los servicios que se ofertan actualmente en este tipo de centros.

En 2008 se inició el traslado de enfermos mentales y personas mayores a otras plazas públicas “y ahora culminamos el proceso con el traslado de las personas con discapacidad del Centro Ocupacional, que presentaba importantes deficiencias, tanto estructurales como funcionales”, ha afirmado Lorenzo.

De las 100 personas con discapacidad (72 eran usuarias de Centro de Día y 28 del servicio residencial) que había en el centro, se acordó que 30 usuarios se incorporarían al centro de día de la asociación Aspapros; 27 usuarios al centro de Astrapace; 10 al centro de día Reina Sofía de Fortuna, uno al centro de día de Archena, otro al Centro Ocupacional de El Palmar y otro al de la asociación Astrade.

En servicios residenciales fueron reubicados 16 usuarios en la residencia Reina Sofía de Fortuna, uno en la residencia de Afapade, dos en la residencia de enfermos mentales crónicos Luis Valenciano y uno, por ser mayor de 65 años, en la residencia de mayores Obispo Azagra.

Asimismo, 10 usuarios, por su perfil de retardo mental ligero y su nivel de autonomía, fueron reubicados en las viviendas tuteladas ALFA, de los municipios de Ceutí y Lorquí, lo que “ha supuesto un gran avance en su atención, ya que han pasado de un recursos asistencial a un recursos integrados, ubicado en centro urbano con equipamiento y servicios comunitarios”, ha declarado la consejera.

También, Lorenzo ha detallado que los profesionales que trabajaban en el centro han sido reubicados en otros puestos, en virtud de las preferencias de los trabajadores y categoría profesionales, y cesados en sus funciones quienes tenían contrato de interinos.

La consejera ha manifestado que los usuarios “están mejor que estaban, en instalaciones y servicios más modernos, capaces y adaptados a sus necesidades”.